lunes, 13 de abril de 2015

Otro fin de semana con planes y...

Últimamente los fines de semana son una sorpresa...
Hace un par de semanas se chafaron los planes que teníamos por la varicela de Hugo, pues ésta, que también teníamos planes, cambias el nombre de Hugo por el de Eric y ahí lo tienes. Con matices...
Esta vez, el plan fue el sábado, una calçotada con compañeros de trabajo de mi pareja, que organizó la empresa, invitando a todas las familias, no sólo a los trabajadores. Esto la hacen así habitualmente, y aunque la conciliación no es uno de sus fuertes, estos gestos se agradecen mucho.

El sábado por la mañana vimos unos granitos, dos o tres. Intuíamos que podía ser varicela, ya que Hugo lo había tenido dos semanas antes, así que era cuestión de tiempo. Sin embargo, decidimos que íbamos a ir los 4. Sí. Decisión nuestra. Buena o mala, nuestra.
El día empezó ya corriendo, pues teníamos que ir a comprar ropa (mi pareja cada 3 o 4 meses nunca tiene ropa). Me parece bien, yo tengo 4 pares de bambas y sólo dos pies, así que cada uno se gasta el dinero en lo que cree conveniente.
Por cierto, muchas gracias Carol!!
Y digo corriendo, porque mi pareja se encanta cuando va a comprar... Hace un tiempo fuimos a comprar a Fnac, sabiendo lo que había que comprar, ya que era un regalo para una de las sobrinas, y una hora y media!! Fue justo un poco antes de la hora de comer cuando entrábamos y casi anochecía al salir...

De allí nos fuimos al lugar escogido por la empresa, Can Sala de Montornés. Era un restaurante-masia-granja-alojamiento rural-lugar de celebraciones, etc. Y como dice el refrán, quien mucho abarca, poco aprieta.

Para llegar al lugar está bien indicado. Nosotros, que no teníamos ni idea donde estaba, llegamos a la primera, así que no tiene pérdida.

Estuvimos viendo animales: caballos, conejos, cabras, pájaros, zebra (sólo había una, así que en singular), cerdos, etc. Eso estuvo bien. Los niños con los padres y muy bien.

También vi que hacían casales en verano. Tela... de 9 a 13:00, 89 euros la semana. Y si se quedaban a comer, te salía a 10 euros el menú. Joder, si en los polígonos los menús de 7 euros con los que te quedas lleno son para gente de más de 70 kilos. Pero claro, viendo los coches que había en el parking, lo entiendes. Me fijé en una fila: audi, mercedes, bmw, porsche, porsche, bmw, mercedes.

Primero comieron los niños y luego los adultos. Me suena que sobre los 15 euros el menú infantil y 25-30 el de adultos.
Esto fue lo peor con diferencia. El trato del coordinador de sala y de alguna camarera, bastante malo, y la comida tampoco es que fuera ninguna delicia. Quitando que a mi no me gustan los calçots, por lo que no puedo opinar, sí que los otros decían que unos crudos y otros demasiado hechos. De lo que sí puedo opinar es del plato de gambas pasadas, de los fideos sin sabor, del atún que parecía un zapato, y de la carne que era muy normalita.
Porque estaba todo pagado, que sino me hubiera tocado bastante las narices.

Conclusión: para ir a ver los animales perfecto, para todo lo demás, caca de la vaca.

Y el domingo varicelón! Eric en casa y Hugo al parque a que se distrajera.
Y la noche del domingo a lunes un horror. Así, en general. Mi pareja ha dormido de 23:30 a 4:30 y yo de 12:30 a 02:00 y 4:30 a 6:50.
Eric está muy chafado el pobre. Suerte que ya tiene el pelo cortito, sino lo llevo al casting para la próxima temporada de The Walkind Dead!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...