miércoles, 22 de abril de 2015

Monsterconsejos - parte 2 -

Hace ya un tiempo publiqué una entrada sobre unos cuantos consejos para padres.
Quien dice un tiempo, dice un año... Está claro que no me voy a ganar la vida con el blog. Pero bueno, es lo que tiene trabajar y tener claras tus prioridades, además de otras aficiones. Y bien, así ya me va bien, ya que puedo escribir lo que quiero cuando me apetezca y sin casarme con nadie, que luego me acusarían de poligamia.

Así que más consejos:

Cuidado con la tele
Fue un error que cometí una vez, y nunca más. Me confié. Sí. No tuve en cuenta la evolución de la tecnología. En casa de mis padres yo estaba acostumbrado a apagar la tele, y que a la hora de encenderla, la primera cadena que se viera fuera La1. Luego ya cambiabas a otra cosa. Pero siempre, estuvieras viendo cualquier cosa, cuando la volvías a encender, La1 era la primera. Supongo que de ahí el liderazgo de esta cadena durante años, además de porque no había mucho más donde elegir.
Ahora resulta que no, que las teles tienen memoria! Y se encienden en la cadena que la has apagado. Así que si tus hijos por la mañana mientras desayunan ven la tele, y luego ya no la ven más hasta la noche o el día siguiente, porque quieres que jueguen y no se apalanquen ahí, recuerda de cambiar de canal cuando te vayas. Porque si enciendes la tele y están los dibujos puestos, podría haber un mini-conflicto. Y eso es algo a evitar a toda costa. Siempre. No hay que dar esa posibilidad. Los pollos vienen solos, no los alimentemos.

Calcetines
Esto es algo que caí el otro día mientras tendía y descubrí que me da una gran tranquilidad. Sí, tender me da tiempo para tener mucha vida interior. Si tienes dos hijos del mismo sexo y que se llevan poco (si son niño-niña, puedes trampear con los colores), acordarte de quién es cada par de calcetines te da para convalidar una carrera universitaria.
Pero... hay calcetines que llevan el rango de pie abajo. Nosotros ahora tenemos del 23-26 y del 27-30. Anda que no me ha salvado eso. Esos momentos de duda no pueden aparecer, porque luego te esperan los cacharros para fregar.

Ironía
Háblales a tus hijos con ironía cuando sepas que lo van a entender.
Frases como: claro, como tú recoges todo siempre... o tú como lo haces todo tan bien... para ti que entiendes ese recurso lingüístico que te enseñaron en EGB, de acuerdo, pero los niños pequeños entienden lo que se les dice. Tal cual. Así que luego, la hoja de reclamaciones a otro.
Esto hazlo extensible también a los abuelos, que a veces son un poco bocachanclas. Entre otras cosas...

Ya está, 3 consejillos fáciles, rápidos, y que te pueden ayudar. Otro día más. Espero no tardar otro año.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...