viernes, 20 de marzo de 2015

Ese oscuro objeto de deseo

Qué título más sugerente, eh... Pues espera, porque voy a hablar de un recipiente ovalado instalado en el cuarto de baño que recibe el agua de un grifo para el aseo de las partes pudendas?? Lo que viene siendo de toda la vida de Dios, un bidé.
Para empezar, estos señores de la RAE son un poco antiguos. Esto de ovalado... ahora hay rectangulares, cuadrados, y al tiempo, que los habrá de estrella como los destornilladores.


El piso de mis padres era (sigue siendo) pequeño, así que un bidé no existía ni de broma.
Donde me fui a vivir años después, más pequeño todavía. Así que, bidé, para qué?
Y resulta que donde vivimos ahora hay un bidé. Bueno, realmente yo no sabía lo que era eso. Había oído hablar de algo así, pero no sabía para qué funcionaba, ni si era realmente necesario. Vamos, que si lo quitas y pones un mueble, pues es bastante más práctico. Cuando le planteé esta posibilidad a mi pareja, su mirada fue la de: el bidé estaba antes que tú, así que tú sabrás lo que haces. Evidentemente, el bidé se quedó ahí.
Yo seguía sin encontrarle la gracia. Porque yo ahí sólo veía pijamas, ropa interior o toallas. Y si lo veía vacío era para limpiarlo. En fin, una chorrada como la copa de un pino. Porque busqué si bidé y cesto para la ropa sucia eran sinónimos, y aunque en el papel no lo eran, en mi casa sí. Pero si una cosa he aprendido es que como soy demasiado bruto diciendo las cosas, casi mejor callarme y no insistir más.
Y pasó el tiempo...

Y ahora, ya, por fin!! Ya sé para qué sirve realmente un bidé! Para que los monstruitos se laven las manos!! Anda que... quién me iba a decir a mi que ésa sería su utilidad principal...
En teoría blanco, pero claro, con la de pintura, barro, mocos, arena, comida... ha evolucionado. No a marrón, pero vamos, que ya no es el blanco nuclear impoluto del primer momento, sino que ahora es blanco roto. Hago una aclaración. Digo blanco roto porque es uno de los resultados que me ha dado google al poner tonalidades de blanco, porque para mi, el blanco es blanco y punto.
Eso sí, aún sigue sirviendo para su utilidad principal: pijamas, toallas...

6 comentarios:

  1. Jaja pues no es nada disparatado lo que dices, yo el bidé lo uso hace años para que mis hijos se laven las manos. Les colgué una toalla pequeña al lado y va que chuta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ellos también tienen una toalla ahí al lado, pero vamos, que casi les gusta más secarse en los pantalones o al aire...

      Eliminar
  2. Yo igual que tu, el bidé está de adorno. Como mucho me he lavado los pies ahí haciendome la pedicura alguna vez... jajajajaj Pero lo tengo claro, tengo dos en casa y serán los lavabos personales de mi Lucy cuando empiece a andar, con su espejito, su jabón y su cepillo de dientes. Independencia máxima. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muy buena idea si lo puedes hacer así, ya que los nuestros si quieren mirarse en el espejo o algo así, tienen que estar subidos en una silla, o escalan por el inodoro...

      Eliminar
  3. Pues es una de las ideas que ando yo valorando para mi bichilla, porque la forma en la que su padre la sostiene en volandas por encima del lavabo mientras trata de enjabonarla no me parece nada segura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, bueno, y que ahora pesa "poco" de aquí a un tiempo a ver quien tiene narices a cogerla!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...