jueves, 26 de marzo de 2015

Sólo falta que te lo mastique yo

Hugo- Papá me dice esta frase muchas veces. No entiendo a papá cuando lo dice. Me mira y se ríe mientras lo dice, pero me parece que no está contento. Entonces, por qué se ríe?

Eric- dajfjakdfjeirjofjafljaf.

Hugo- Eric! Quítate el tete de la boca para hablar.

Eric- Es verdad, es que como soy tan pequeñito a veces se me olvida.

Hugo- Pequeñito? Pero si tus piernas son como dos columnas griegas!

Eric- Y tú pareces un chupa-chups! Además, yo tendré las piernas gordas, pero por...

Papá- Hugo, quieres acabar de comer?. Es que hijo, eres más tardón... Sólo falta que te lo mastique yo. Eric, va, que te voy a llevar a momir un poquito.
                                                                                                                                  

Tenía este inicio de entrada en borradores desde hace un montón de tiempo, intuyo que año y medio haría aproximadamente, y aunque esta frase ya no la digo, no es porque la situación haya cambiado, no.
Los dos pequeños son muy lentos comiendo. Bueno, realmente esto no es así, es simplemente que nosotros somos exageradamente rápidos. Yo reconozco que muchas veces no mastico, sino que engullo, y claro, acabo enseguida. Cuando llega el momento del postre ha pasado tanto rato, que me podría tirar a la piscina, que ya he hecho la digestión!
Pero es que es mi forma de comer. Y eso que no provengo de una familia numerosa. Un antiguo compañero de trabajo, que son 5 hermanos, nos explicaba que cuando su madre llevaba la fuente con los macarrones, los 5 se tiraban ahí porque sino se quedaban sin comer. Y que alguno de ellos alguna vez había pinchado al hermano y con la otra mano le quitaba la comida. 


También es cierto que se entretienen entre ellos, juegan, discuten, y claro, son hombres pequeños, por lo que comer y jugar a la vez no pueden hacerlo. Al menos eso dicen las mujeres, que no podemos hacer dos cosas a la vez...
En cambio, siempre, en los informes del comedor nos lo presentan como un niño que come bastante rápido. Nosotros esto lo entendemos como que en casa se siente cómodo. Suele pasar que cuando estás a gusto con alguien disfrutas más y eres más tú. Lo que viene siendo que la confianza da asco (exagerando un poco).

Y algo de lo que estamos muy orgullosos es que comen de todo! Sí, es algo que nos preocupaba, porque yo soy un poco "especialito" para comer, pero ellos no! Cuando sean mayores y vayan a restaurantes podrán pedir algo más que canelones/sopa de primero y pollo de segundo.

Eso sí, mis ensaladas de donettes son míticas!
Ingredientes: donettes, nata, fideos de colores. No hace falta que pase la receta, verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...