jueves, 11 de julio de 2013

La Maternidad de la A a la Z. P, de Pizza

Siguiente entrega de este Carnaval de Blogs.


La Maternidad de la A a la Z

Hoy me salto mi regla autoimpuesta de ir con el abecedario en el sentido inverso, tal como lo estoy haciendo. Por qué? Pues porque me apetece. Tampoco hay que darle más vueltas. Así que esta semana, la P. Supongo que la mayoría de personas normales esperará palabras como padre, perdón, paciencia, primerizo, parque, etc. Pues como yo normal lo soy, pero a veces se me va un poco la cabeza, mi palabra elegida ha sido pizza. No le hacemos caso a la RAE para su significado, vale? Creo que no es necesario. 

En un momento de mi vida la pizza era mi alimentación principal. Yo no comía lunes-arroz, martes-macarrones, jueves-paella. No. Yo comía lunes-pizza jamón y queso, miércoles-pizza margarita, sábado-pizza pepperoni. 
En otros momentos fue CUR. Sabes lo de la luz, verdad, eso de Tarifa de Último Recurso? Pues aquí igual, pero cambia la palabra Tarifa por Comida. Si no apetecía cocinar o no teníamos nada, pues en el paqui siempre había algo.
También existió la etapa en la que ir a cenar pizza era bueno. Muy bueno. Porque eso significaba que no tenías demasiado dinero (si tenías dinero te ibas al Tiro), pero tenías compañía femenina. Habías quedado con esa chica que te gustaba y te sentías como SJP al ponerse los Manolos.
Sé que para otros la pizza significa una reunión de amigos y/o familia viendo la tele, sobre todo partidos de fútbol. Pero como alguno ya sabe, a mi ver los partidos me aburre soberanamente, pues nada.

Pero... ahora viene cuando esto cambia y es que te conviertes en padre. Y qué pasa con la pizza? Pues que de la noche a la mañana se convierte en el mejor recurso educativo posible.
Noooooooooooo, no me he vuelto loco. Deja que te explique, y luego me llevas la contraria si quieres.

- Te enseña a negociar
Tienes un montón de papelitos de publicidad que te envían y tú quieres pedir la pizza a un sitio, y tu hijo o hijos quieren pedirla donde "dan" peluches! Unos peluches que los ha hecho un chino con los ojos bizcos, porque tela lo feos que son. Tú, en cambio, quieres los que te cobran la coca-cola de litro a 1 euro. Pues venga, empieza la negociación. Porque lo que no harás, será llamar a quien a ti te dé la gana diciéndole a tu hijo que has llamado a la pizzería del peluche y cuando no lo traigan, le echas la culpa al repartidor. Verdad?

- Aprendemos los números
Bien, esto ya no sé si es más para ellos o para nosotros. Sólo me pasa a mi que en el catálogo o en la tele pone un precio y luego te acaba costando el doble? Te dicen: pizza mediana 7,95. Y claro, luego le añades 1 euro porque te la lleven a casa. Otro 1,50 para que la masa sea la clásica, otros 2 euros porque tienen una promoción para que el jamón dulce no esté chupado antes, bla bla bla. Y al final acabas y dices: joder, me hubiera salido más a cuenta ir al Tagliatella!

- Aprendemos los sonidos
Aquí aprendemos a distinguir nuestro timbre. Sí, digo bien. Yo no sé por qué, pero en nuestro bloque hay un gran problema. Resulta que tenemos un vecino que... bueno, tenemos un vecino. Vamos a dejarlo ahí. Éste pide pizza, bueno, su hijo y pican al timbre Piiiiii (con esos puñeteros sonidos que les han puesto a los timbres) y tu hijo te dice: han picado, vamos a abrir. Y aunque no es así, él, cabezón que sí, que hay que abrir!
Y cuando no, esa manía que tienen los repartidores de equivocarse y picarnos a nosotros. Bueno, manía o que en el curso de formación que les dan, ésa es una materia obligatoria. Pican abajo y es que ya ni nos movemos del sofá, de la mesa o de al lado de la lavadora porque sabemos que nos es para nosotros. Hasta el monstruito grande lo sabe. Si llaman al timbre y es viernes no se abre porque al tont (vecino) le toca pizza.

- Aprendemos los colores
Cuando viene el chico de la camiseta roja es de una marca determinada. Cuando viene el chico de la camiseta azul es de otra. Y cuando viene el de la camiseta verde es de la otra marca.
Además, si conseguimos que se quiten el casco de la moto (deben tener una cláusula en el contrato que se lo prohíbe), podemos encontrar diferentes colores en ellos, blanco enfermo, morados, amarillos, marrones, etc.

- Aprendemos las formas
Piénsalo. Coges la caja cuadrada. La abres y descubres una pizza redonda. Y normalmente ya viene precortada. En qué forma? Exacto! En triángulos.
Aquí ya tenemos las formas básicas que están todos los juguetes. Y ... sin música. Lo hemos conseguido, un "juguete" para explicar las formas que no viene con la dichosa melodía que les ponen a todos, na nanana na na ná...


Hasta aquí las cosas más básicas que aprenden los peques. Y como ves, con una simple pizza. El inconveniente que le veo: pues que es un juguete tipo perecedero, no dura siempre. Bueno, aunque bien pensado, los otros tampoco. Y mejor que se acabe la pizza, porque algún trozo debajo del sofá de algún piso de estudiantes tiene vida propia. Entonces ya le podríamos enseñar física, química e historia universal.

55 comentarios:

  1. Jajajaja te pasaste con esta entrada!!! Mortal de genial... P de Pizza cómo no se me había ocurrido antes? Es la mejor forma de aprender jajajaja

    La del timbre del vecino me mató! Y ni hablar de las formas básicas de los juguetes pero sin música! genial. ya me estoy pidiendo una pizza (además de ser una de mis comidas preferidas)

    Sos groso! Esta semana me paro y te aplaudo che!

    Abrazo, moscato, pizza y fainá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ha sido muuuucho tiempo alimentàndome gracias a ellas, les tengo un cariño especial. Yo todo lo que no sea sano es mi debilidad. Aunque reconozco que últimamente como la que hace mi pareja, ninguna.
      Uy, si contara cosas del vecino... es friki de campeonato.

      Pao! Muchas gracias y los aplausos siempre merecidos, para ti. A tus pies.

      Eliminar
  2. Con la promoción del jamón dulce sin chupar me has quitado las ganas de pizza para los próximos... 2días, que tampoco hay que llevar a extremos estas cosas.

    Es usted un máquina escribiendo señor Moisés, vamos a tener que ir hablando con alguna que otra editorial para que vayan planificando un hueco para que usted describa sus experiencias como padre y ser humano... que no todo es escribir de los hijos, se puede escribir de muchas más cosas y usted lo hace rebien. Quien le diga que es una kaka, se confunde, ya se lo digo yo...

    Gracias por estos post Moi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi ya llega un punto que me da igual si está o no chupao. Peores cosas me he llevado a la boca...
      Habla, habla, aunque no creo que un mindundi como yo tenga nunca una oportunidad, aunque... un juan palomo es una opción, ya sabes.
      Jijiji, aunque haya quien no lo crea, y tanto que hay más cosas: grupos de whatsapp, bolsos, anuncios escalofriantes, pseudofamoseo...

      Eliminar
  3. ¡¡Lo que te han dado de sí las 8 porciones majo!! Genial lo de las formas, sí sí sí.

    Lo del timbre... jajaja, genial. Pero me has matado con lo de la negociación ¡que no se me había ocurrido que pudieran pasar esas cosas! Ainssss, lo que me qued apor aprender, señor. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me das una sartén y una pizza y te hago... bueno, no te hago nada mejor porque no te lo comerías, te lo aseguro. Ni por quedar bien.

      Pasa, pasa, dale tiempo a mollete...

      Eliminar
  4. ¡Jajaja! Me encanta la pizza pero jamás me planteé que comerla pudiese ser tan educativo. Has escrito un post realmente inspirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú estás en proceso todavía, le puedes sacar múltiples utilidades a todo, sobre todo si no se entretiene más de 10 segundos haciendo lo mismo...

      Eliminar
  5. Jajajajajaja!
    Ayyy, lo del jamón rechupao me ha llegao al alma!!! Menos mal que en casa las pizzas las hace la menda y no corro ese peligro!!!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero una pizza de esas guarras de tanto en tanto también apetece... no sé qué le echarán realmente, pero son adictivas. Que no radioactivas. O sí?

      Eliminar
  6. Que BUENA ENTRADA! y es que además de partirme la caja (como de costumbre ya contigo) he descubierto.....que eso del aprendizaje de los números, no solo me pasa a mi!!!
    Hasta hace bien poco Nenúfar no quería ni olerlas...cosa que me tenía realmente preocupada porque una niña a la que no le guste la pizza y le apasionen las espinacas???? rarooo rarooooo raroooo.....de expediente X vamos. Pero últimamente parece que va entrando...necesito una hija a la que le guste la comida basuraaaa aunque sea un pocoooooooo!!!!!!!!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal que no soy el único porque es algo que me hace sentir raro. Más todavía de lo normal.
      Espinacas? Aquí solo hay uno que se las come. Y extrañamente soy yo. Conocí una vez a una persona que no le gustaban las chuches ni el chocolate. Y sí, era completamente normal, no era extraterrestre.
      Piensa que si le gusta tendrás que compartir...

      Bsos

      Eliminar
    2. No, no eres raro...o lo somos los dos vaya, ya sabes que las cosas van según el cristal con el que las mires jajaja
      Vlagame el señolll yo no he conocido ni humano ni extraterrestre (si conozco alguno que...) que no le guste el chocolate!!! mira las chuches si...a Nenúfar de momento...

      Eliminar
  7. A mí me encanta la pizza, pero los enanos ni la prueban. Sólo el Mayor la tolera, eso sí, si lleva única y exclusivamente queso y tomate. El jamón ni de lejos!
    También me ha encantado tu post! :-D
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que viene siendo una margarita. Mejor una pizza margarita para comer, que comerse la flor.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. En primer lugar te digo que nunca y repito... NUNCA, difundiré esta entrada en mi casa... Mi hijo se alimentaría a base de pizza y san jacobos... Que dicho sea de paso estos últimos también tienen su parte educativa, véase formas cuadrada, rosa, amarillo y marrón... Incluso cuando lo frío yo un poco de negro también...

    Tengo claro que de hacer público este post todo se puede volver en mi contra... Son lisssstosssss...

    También se podría hacer un análisis exhaustivo de las formad de los ingredientes... Pero eso ya mejor para cuando estén en edad universitaria... No seamos ambiciosos con el aprendizaje de nuestros hijos...

    Jajajjajajajja me parto contigo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya investigaré y mandaré la entrada por mail, por fb o lo que sea, jejeje.
      Mejor, mejor. Te podría pasar como a mi, que en vez de contar ovejas contabas porciones.
      Ostras... los ingredientes de las pizzas... ufff, mejor cometelo sin mirar porque sino la dejarías ahí.
      Bsos

      Eliminar
  9. Yo soy adicta a la pizza. Es decir, no soy adicta porque estaría como un barril pero de todas las comidas para llevar la pizza me puede más que todas. Hacerla en casa también, comerla por antojo porque no hay tiempo para cocinar, por la razón que sea! la pizza siempre viene bien! Así que no puedo criticar tu gusto por ella o de tus hijos.

    Un saludos desde Budapest, aquí les hacemos una mini visita guiada cuando decidan venir, ¿eh? Y luego vamos por unas pizzas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora nos hemos vuelto unos sibaritas. Hace un tiempo que las hace mi pareja, y cuando hemos comprado de las de supermercados no nos sabe igual que antaño.
      Es como las reposiciones de series de la tele. Las ves ahora y te dan hasta lástima, cuando antes te emocionabas al verla.

      Vaaaaamos

      Eliminar
  10. Jajajaja me parto contigo Moi......

    Por suerte en casa las pizzas las hago yo.... No vaya a ser que jamón esté chupado por ahí.......

    Sabes???? Va a ser que me apetece, así que hoy pizza...... Estarán contentos en casa y será en tu honor!!!!

    Besitos pizzeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros ahora también. Incluso le echamos cerveza negra a la masa, cuando tenemos. Eso sí, a veces una pizza de esas pringosas apetece.
      No veas, qué suerte! Yo diría que hoy toca pescado...

      Eliminar
  11. he tenido que entrar a ver tu palabra!!!, pues pensé que los tiros iban para otro lado..."que no ya no se puede, que hay que comer verduras, blablabla"
    Y que sorpresa!!!, pues la pizza es lo más.
    A nosotros nos encanta la pizza y nos salva de muchas cenas. Cuando Alba sea mayor tendremos este sistema educativo!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verduras y alimentación equilibrada? Eso mejor que lo escriban otros. Hay que dar ejemplo aunque también hay que pensar en que no nos van a imitar en todo. Mis padres pot ejemplo fumaban mucho, mucho. Delante mio, detrás, etc., pero yo nunca tuve ni la más mínima curiosidad en hacerlo. Ejemplo sí, pero siendo realista.
      Seguro que Alba estará encantada por partida doble, alimentada y enseñada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Moi, tú eres único! Eso es sacar el máximo partido a los recursos disponibles y lo demás son todo tonterías, jajajaja. Y mejor eso que lo otro, ya te lo digo yo. A partir de ahora, los viernes que es cuando solemos comer pizza (y no soy tu vecino) serán diferentes, jajajajaja. Le explicaré al husband antes para que me entienda...jajaja.
    ¿Y lo educativa que puede ser una pizza? Empieza a patentar la idea que estos de las grandes multinacionales te la quitan...
    Besitos crack!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros los sábados, los viernes toca bocadillo, ñam.
      Jejeje, sé que no sois nuestros vecinos. Te aseguro que son para darles de comer aparte. Bueno, todos tenemos nuestras cosas. Seguramente ellos piensan lo mismo de nosotros.
      Pues me lo pienso, porque una idea que tuvimos una vez, a las dos semanas en antena 3 entrevistaron a una chica que tuvo la misma y la sacó para adelante: alquiler de juguetes!
      Bsos

      Eliminar
  13. dónde está mi comentario???? no ha grabado? si lo hice esta mañana!!!! horreur!
    en fin, que decía que lo tuyo con sacar punta a las cosas ya es digno de estudio. Me encanta lo del vecino.....no soy la única asocial entonces, jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo puedo prometer que conscientemente no he borrado ninguno. Y como sé que hace tiempo que no me emborracho, pues... cosas de blogger seguramente.
      Pues yo me ofrezco como conejillo de indias, pero no me hago responsable del resultado.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Muy buena entrada Caballero de la Pizza Redonda ;D

    Si nosotros hemos sobrevivido a base de pizza por qué ellos no iban a disfrutar tanto con ella otra cosa es que a tu hijo le encante todo el tema relacionado con ella pero que a la hora de la verdad no se la coma porque no le gusta :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, gracias por lo de caballero, gentil damisela ;)

      Al grande le gusta, al menos mucho más que la cosa esa que venden en mcdonald's, que a veces vamos pero por el juguete, porque la hamburguesa no hay narices a comérsela.

      Eliminar
  15. Lo tuyo es arte, hasta con las palabras más peregrinas como ésta. ¿Cómo consigues sacarle tanto jugo y enlazarlo con la paternidad? Eres la leche, y muy bien por saltarte la letra, para eso ese carnaval es libre ;-)

    Qué ganas de pedir pizza me han entrado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, hoy que estoy contestando es viernes, que por lo que parece es el día de pizza en muchas casas.
      Pide una pizza "peregrina", a ver de qué es.

      Salu2

      Eliminar
  16. jajaja, lo de las formas genial y los colores también! En casa el día pizza es el viernes!! iujuuu porque mira que está buena la condenada!!. Yo con ensalada ... ya sabes para cuidarme y disimular que la comemos enterita!!
    Pero hay mucho niño que no le gusta la pizza hasta más mayorcito. Eso le pasó a mi peque... y aún le cuesta, vamos... y eso me descoloca. ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, yo también ensalada, que justo es lo que he comido hoy, pero hay cosas, y sobre todo si son pizzas caseras que da igual, están exquisitas.
      Siempre puedes hacerla con harina integral y ponerle verduritas, por eso de no sentirte tan culpable...

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Lo bueno se hace esperar, dicen. Te dejas ver poco, pero a lo grande. Entrada divertidísima, como siempre. Te vas superando. Y eso que a mí la pizza, como que no, y menos las que trae el chico de camiseta roja... arggg! Si es que me he vuelto de un "fino" desde que soy madre... Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, juego al escondite, pero siempre o casi siempre se me acaba encontrando.

      Nosotros ahora pedimos muchas menos. Por todo, por sabor y por dinero, pero bueno, de tanto en tanto... Es como ir al chino. Sólo que no hueles tan mal.

      Eliminar
  18. Vaya giro educativo que le das a la pizza, eso es a lo que llamo aprovechar cada recurso disponible. Como siempre tu buscando formas de reforzar los contenidos escolares en casa jajaja

    Mamá y maestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejeje, hay que aprovechar todo lo que se tiene para aprender algo. No hace falta gastarse tantos euros en juguetes que lo único que hacen es jugar por ellos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Eh, no te metas con los señores de la Rae, que les tengo mucho aprecio. Algún día llegaremos a estar de acuerdo en alguna definición, no pierdo la esperanza :)
    Sí que les das vueltas a la pizza, Moi. En casa sólo le damos la vuelta para cortarla mejor, si no viene bien partida. En cuanto al timbre, se ve que tenemos un imán para los dedos, que siempre nos tocan a nosotros, carteros, publicidad... Pero ya tenemos enseñado hasta al perro, y aquí no se mueve nadie del sitio a no ser que sea para nosotros de verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajaja. Nunca viene bien partida. Seguro que utilizan un cortador de esos de los chinos...

      Y encima vienen a dejar la publicidad a la hora de la siesta... mal, muy mal!

      Eliminar
  20. Jajaja me dejaste muerta con la palabra nunca se me habia ocurrido enseñar a los peques las formas con la pizza jajaja ahora mirare las pizzas con otros ojos y tambien a los repartidores, me fijare haber de que color son ...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los repartidores tendrás que fijarte entre la rendija del casco...
      A nuestro peque le hace mucha gracia el contraste entre los dientes "tan blanco" y el color de la piel oscura.

      Eliminar
  21. MadredelaMOIhermosooooo!!!!! Anonadada y AGRADECISSISSIMA por partes iguales!!!! Ya puedo reincorporar la pizza a mi vida, sin sentirme culpable, jajajajajaja. Andaaaaa. No sabes tú ni ná, jajajajajaja.

    Un besazo. ¡GENIOUS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, pues ya sabes qué toca esta noche. Y si te saltas la dieta, que sea por una buena causa, que Grandullón y Comino necesitan reforzar lo aprendido.

      Bsos

      Eliminar
  22. Nunca se me habría ocurrido mezclar pizza con p/maternidad...jajajajajaja.. A noa le encanta la que yo hago y mas desde q la pediatra me dijo q le podia dar ketchup!! O echu como dice ellaa, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, al nuestro mayor el ketchup y la mayonesa. Eso sí, casera. Que es de fino...

      Salu2

      Eliminar
  23. Una manera interesante de ver a la pizza!!

    me ha encantado verle el sentido didáctico a la misma.. Desde hoy la voy a mirar con cara de intelectual y ya no pensaré que es comida basura!!

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay pizzas de supermercado que es mejor verlas así porque son realmente incomestibles.
      Que no te mire con cara rara el repartidor...
      Bsos

      Eliminar
  24. Jajajaja!!! Como siempre, enseñando la cara oculta de las cosas más aparentemente banales de la vida..
    Un placer Moi...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, un honor participarven este carnaval de blogs a mi manera.
      Bsos

      Eliminar
  25. Hoy justo cenamos pizza jajajaja! A mí me gusta mucho lo de los colores según la empresa de la que venga el pizzero, qué bueno! Y lo de las formas, cierto muy cierto! De momento nosotros no la compartimos con los niños porque son muy peques. Muy bueno, como siempre, me he reído un rato, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros con el mayor sí, que tiene 3 años y medio, y con el peque que tiene 10 meses, pues le vamos dando. Eso sí, siempre unos trozos "adecuados".

      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Jajajajaja. Y ya si la pizza la haces tu mismo en casa, ni te cuento la de cosas que puedes aprender! La más importante aprendes a limpiar pero bien! JAajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces la hacemos en casa!
      Y el mayor ayuda a la mamá. Le encanta. Eso sí, como dices, todo queda absolutamente perdido de harina. Y si se va paseando con esas manazas ya ni te cuento.

      Eliminar
  27. Jajaja Moi, lo que da de sí una pizza!!! Nunca lo habría pensado. En casa también jugamos a las negociaciones, jejeje, y cada vez le toca ganar a uno.
    Ummmm, mañana es sábado, toca pizza y esta vez me toca elegir a mi, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nosotros hoy hemos cenado algo similar a una pizza. Eso sí, casera!
      Aquí negociamos, las cosas importantes se discuten entre todos, y en cosillas absurdas nos dejamos ganar...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...