lunes, 17 de junio de 2013

La re-llegada

Recopilando temas propuestos con anterioridad, hoy me he decidido a escribir sobre la llegada de Eric, el mini-monstruito. Empiezo con una reflexión resumen y luego la desarrollo. Nos envalentonamos y luego nos cagamos.
Y hasta aquí el post de hoy. Noooooooooooooooooooo, que hay más. Como dijo Jack el Destripador (y Estopa), vamos por partes.

Primer paso - Planteamiento
Teníamos muy claro que queríamos tener dos hijos. Yo soy hijo único y quería que el monstruito grande tuviera un hermano. Mi pareja son 3 hermanas (uffffff, no digo más) y también quería más de un descendiente.
Un hermano es un amigo, un confidente, un compañero de juegos, un apoyo, un todo. A veces un intento de saco de boxeo también, no voy a engañar a nadie. Y no a mala idea, sino que al jugar a Pressing Catch en casa, se ve al pequeño como a un rival fácil. O como un arma arrojadiza.

Segundo paso - Tictac
Éste fue el más complicado. 2 años de diferencia? 5? 24? Bueno, esta última opción quizás no, pero ya me entiendes. Aquí era yo quien lo tuvo más claro, ella se podría decir que fue la convencida. Para nosotros y nuestras circunstancias los 2 años y medio que más o menos se llevan, era adecuado tanto por logística, relaciones actuales y futuras entre los 4 miembros de la familia y aspectos económicos.

Tercer paso - Al tema
Otra vez a la primera. Mecachís...
Y sí, mecachís, porque luego llega el cuarto paso.

Cuarto paso - Proceso de maduración interna
Como ya os avanzó mi señora esposa el Día de la Madre, el embarazo fue un kill-paff para las cucarachas. Jejejeje, verdad? Pues yo no soy una cucaracha, así que deja de reír...
Desde la apatía hacia todo, pasando por el despiste, la indiferencia y también por una larga etapa de terror.
Sí, va, y aquí me pongo algo más serio. Ejem. Alrededor de la semana 12 estábamos comprando y tuvimos que dejar la compra en el sitio. Con el primer embarazo tuvo unas pérdidas y estuvo una semana de reposo absoluto. Teníamos un viaje programado a Menorca y perdimos el viaje y el dinero, pero no queríamos perder lo más importante. La dichosa semana 12 en el segundo caso fue peor. Como he dicho, estábamos en el súper y ella notó algo. Nuestro estado de nerviosismo, y sobre todo el mío chillando a quien no tenía la culpa (no a ella) nos llenó de sudores para ser un sábado de febrero. Allí, el diagnóstico fue la rotura de una de las bolsas - no quise ni quiero saber qué significa eso de una de las bolsas - y el reposo absoluto, que fue un imperativo durante las siguientes seis semanas. Y a todo esto con un niño de 2 años y medio. Porque claro, si no hay nadie más pues "da igual". Si estás mal de ánimos mandas a freír espárragos a quien te apetece, te sientas en el sofá y de ahí no te despegan ni diciéndote que tienes a Alejandro Sanz en la habitación dispuesto a cantar sólo para ti para curarte el corazón partío. Pero claro, con un niño que no entiende que su madre no lo puede coger en brazos, que se queda en casa mientras él se va a la calle con el pesado de su padre, que parece que lo secuestre para que no esté con su madre... Se junta el cansancio de estar en casa con la frustración de no poder estar ahí para él, sabiendo que él lo nota y que su madre sólo está de forma física. Fueron malas semanas para todos, para ella y para el peque sobre todo, pero el resultado final está resultando ser un monstruito con mirada mágica que ilumina y guía nuestras vidas, agrupando 4 fuertes y dispares personalidades hacia un mismo objetivo común: nuestra felicidad.

Cuarto paso bis - Proceso de maduración externa
Relaciones entre hermanos
Para muchos, esto era lo que nos esperaba. No veas, que gente tan ceniza... Las cosas que te dicen cuando estás esperando un segundo bebé (bueno, a ti y a tu primer hijo, que eso particularmente ya molesta bastante más), da para un post enterito, ya que se juntan los ingeniosos, los repetidores, los impertinentes y los mala leche. Así que un buen resumen es la imagen de la foto: que el grande fulminaría al recién llegado.

Quinto paso - Preparativos
El tío no quería salir cuando le "tocaba". Ella estaba de baja, mientras yo trabajaba, así que iba y venía del trabajo cuando había controles. Teníamos ya día previsto para que saliera, pero dos días antes Cuando fuimos de nuevo a las correas dicen: oye, que si no tenéis nada mejor que hacer pues ya puede salir. Pues irnos a tomar unos boquerones en vinagre a las 10 de la mañana no era nuestro plan, pero vamos, que no había nada preparado!! Así que me tocó correr para preparar todo, niño en la maleta, papeles en el coche, ropa en casa de la suegra... ein? No, no... Quería decir ir a casa y meter las cosas en la maleta para el hospital. Decirle al peque que iba a estar más rato del previsto en casa de sus abuelos y también llevarle su maleta de Los Simpson. Y bueno, llamar al trabajo también, que en vez de un par de horas iba a estar un par de semanas fuera. Suerte que no había dejado abierta ninguna pestaña comprometida de Internet.

Sexto paso - Adaptación
Estamos en ello, nunca se acaba. Y si a todo esto le sumamos la centena... Sí, la centena, que la puñetera cuarentena se extendió un poco, tanto por delante como por detrás y eso se hacía más largo que una peli de sobremesa de Antena 3. Ya ni nos acordábamos...
Esto lo podría hacer larguísimo (casi tanto como la adaptación de la guardería), pero como son cosas y anécdotas del día a día, ya les dedicaré el espacio que se merecen en entradas posteriores.
Ahora ya lo vemos todo un poco más claro, y, aunque he dicho que el proceso de adaptación no acaba nunca, sí que llevamos ya un tiempo conviviendo todos juntos y algo de experiencia hemos sacado.

El jueves pasado llegué tarde a casa y mientras me estaba duchando ellos estaban en una habitación y oía ruidos. Apagué el grifo y medio me asomé. Oí como jugaban los dos, riendo, hablando entre ellos a su manera. Casi se me escapa el pis del gustirrinín.

65 comentarios:

  1. Yo me lo estoy re-planteando, en un principio decía que no, que después de lo que he pasado y ( estoy pasando) no me animaba, pero aveces, me entra la vena y pienso en que si... pero las circustancias, dien que habrá que esperar, por lo menos hasta que el papi tenga un destino definitivo cerca de casa como que no, yo sola con dos me da algo!. El final del post me ha hecho sacar una sonrisa.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que eso varía según las circunstancias de cada uno, cada persona y cada pareja conoce su situación.
      Nosotros nos gustaría una niña (a mi sobre todo), pero soy consciente que ahora mismo es imposible, sobre todo por darnos todos una calidad de vida y de atención que no podríamos.

      Bsos

      Eliminar
  2. jajaja, me parto con tu genial forma de narrar las cosas. Pero risas al margen, genial post. Porque hablas con toda sinceridad de cosas que creo que nos pasan o preocupan a muchos, y eres capaz de verle el lado divertido a todo ello, lo cual es muy util creo para otras personas que pasan por situaciones semejantes. Me imagino esa escena de los dos jugando, que bonito! Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Hay que intentar mirar las cosas desde el lado positivo, que para verlo negativo ya habrá otros encargado de hacerlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu entrada de hoy. Pero qué miedo con la rotura de "una" de las bolsas. Mira, porque sé que que la historia acababa bien, si no, no sé si hubiera seguido leyéndote, que esto temas me afectan mucho. Pero mereció la pena y eso es lo importante.
    Ya veo que están empezando con las confidencias, a pesar de lo del saco de boxeo (aquí pasa igual y miedo me da cuando el Peque se sume a los otros dos). Yo también me parto cuando les veo en plan colegueo.
    Como dices, la adaptación no se acaba nunca, menos mal que ya nos vamos acostumbrando ;)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron momentos duros, no voy a engañar a nadie, pero bueno, ya está.

      Aquí en casa es que nos juntamos los 3, digamos que yo soy el incitador. A mi pareja eso no le hace demasiada gracia, pero bueno, lo mismo que a mi a veces cuando parecen fotocopias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ohhhh q bonic!
    Nosotros tb teniamos claro q 2, y el canguelo también nos entró, y yo me jod* en todo porque tuve q cambiar mi precioso vestido de novia, porque estando de 2 meses se me notaba...
    Pero fue un embarazo muy bueno x suerte. Como bien dices, todo el mundo da x echo q el mayor tendrá celos cuando no es así. Y es lo primero q t preguntan ahora... y el grande que? Mal? Y se me llena la boca cuando les contradigo jujujuju
    Me encanta tu entrada, sobre todo xq es algo vuestro y eso os da a conocer jiji petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, nosotros por el vestido... ella estaba de 7 meses con el primero cuando nos casamos, además la boda fue de todo menos típica, jejeje.

      Sí, la gente presupone por lo que ha oído, lo que ha visto, lo que le gustaría que te pasara... como en todo, hay gente para todo, y alguna en vez de gente es gentuza, pero existen.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Crack Moi! Eso sí, debes saber que me has quitado las ganas... si te llama mi señora enfurruñada te tocará aguantar el chaparrón (uno más, jajaja).

    Me imagino que el periodo de reposo de C tuvo que ser de aúpa teniendo a Hugo dando "guerra" alrededor, eso no quiero ni imaginármelo, porque tuvo que ser duro para los 3.

    Pues nada muchacho, que se le da muy bien escribir a usté!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh! no quiero más líos, no me hago responsable de opiniones partidistas!! Mira que en este post supongo que nadie se puede sentir ofendido, pero quién sabe, si hay que sacarle punta a algo, hay quién es capaz de sacárselo a un oso amoroso.

      Grazie mille!

      Eliminar
  6. me encanta tu entrada, sobre todo, porque es mi marido quien me está convenciendo para ir por el segundo...utilizando unas armas de persuación muuuyyy buenas, jajajajaja, y a mí la verdad que me dá un poco de miedo, me dieron muchos sustos en mi embarazo, y al final salió todo bien, pero es inevitable que siendo un "desastre" como creo que soy, pienso que si no me dá tiempo de hacer muchas cosas con una, como lo haré con dos??? , aunque también es cierto que cuando veo a mi peke jugando sola, me da penita, ademas yo jugaba a las luchas con mi hermano, y una cosa que no entiendo, si jugando no nos dolían los golpes, por qué duelen cuando nos pegamos por enfado?? en fín....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que se dicen cosas, pero al final los hombres acabamos siendo los más decididos. Bueno, no todos, que yo sé de alguno "cercano" que la segunda niña, se la han colado.
      Al final te acabas acostumbrando, al menos nosotros. Tienes la casa menos limpia (o sucia, directamente), tu alimentación es más básica, pero hay que pensar que es temporal. Luego con la compañía que se hacen, y siguiendo el sentido común, ya los puedes dejar más libres y se tienen el uno al otro.

      Yo creo que tenemos un dolor selectivo. Y mala idea para que castigaran al otro, jejejejeje

      Salu2

      Eliminar
  7. Has conseguido sacarme una sonrisa.,.. y hoy no es fácil la verdad...... me he suicidado bloguerilmente hablando y curro de lunes a domingo......

    Lo de los boquerones a las 10 de la mañana pensé que me moría de la risa.... sabes que cuando estaba embarazada de gabi cada día de los 9 meses tenía que comer boquerones en vinagre????? y la gracia es que a Gabi con 5 años le encantan.....,


    Es un placer verlos jugar, hablar y disfrutar... y no me extraña que casi se te escape....

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi en estos días tampoco es fácil, aunque siempre tengo a mi gente que lo consigue.
      Ya lo he leído, y ya creo que intuyes mi opinión al respecto.

      Jajajaja, bueno, mejor unos boquerones que otra cosa menos sana :)

      Eliminar
  8. Qué ganas de que llegue el nuevo fredolic... A ver si en las próximas correas se nos quedan :D Y sí, según la gente el mayor también va a matar a su hermanito ¬¬ ¡Qué pesadez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os queda poco, verdad? Me suena que era para junio o así...

      Sí, y lo que queda por escuchar...

      Eliminar
  9. Nosotros también nos lo estamos planteando, además últimamente he notado que JoanPetit le presta una atención especial a los bebés... será cuestión de ponerse :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por mi parte, sólo tengo palabras buenas. Es duro, no hay que engañar a nadie, pero al menos por nuestra parte, mucho menos de lo que pintaban.

      Salu2

      Eliminar
  10. hola!!
    Entra y descubre nuestros cursos de verano! :)

    http://orientacionpsicoeducativainfantil.blogspot.com.es/


    muchísimas gracias!
    Centro OPI

    ResponderEliminar
  11. Ohh me encanta! Nosotros tambien estamos pesando en el 2º (que por cierto nuestro primogénito se llama como tu segundo!) Ahora mismo tiene 15 meses, pero queremos esperar a que tenga 2 años y pico para empezar la cacería! Al menos ahora ya me hago una idea de qué esperar :) Estoy impaciente por leer las próximas entregas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... ellos están muuuuy contentos juntos. Se les nota. También es cierto que tienen sus momentos, pero la norma general es que están muy bien.

      Habrá próximas entregas.

      bsos

      Eliminar
  12. ¡Me ha venido que ni pintado! Ya que nos estamos planteando ir a por el segundo.

    Oye, pues yo a tu mayor le vi buena gente, los segundillos que le vi, pero no me recordó a ningún ser maquiavélico y fulminador... ¡la gente tiene unas cosas! Pero bah, no les demos más cancha en esta página...

    Y vaya, siento que haya sido un embarazo durillo con el reposo y el mayor sin entender ni jota... Pero lo bueno es el regalo que tuvisteis al final. ¡Un tesorazo! ¡Enhorabuena por esa familia tan bonita que formáis!

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!

      Son muy buenos. Aunque pueda sonar tópico por ser su padre, es que realmente es así. Se quieren mucho, y eso es lo más importante.

      Pues yo si lo queréis, lo recomiendo. Le ha aportado muchas cosas al mayor, y al revés también. Y aunque los adultos vamos muchísimo más cansados, al final te quedas satisfecho.

      Eliminar
  13. Es que un hermano... :)

    Interesante post :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti supongo que aún te pilla lejos, estáis ahí con la primera en proceso de adaptación.

      Salu2

      Eliminar
  14. Me ha encantado este post, Moi! Destila amor por todas partes, aunque a tu estilo! :P Hoy, que al fin he posteado, hablo de pasada pobre la posibilidad de un segundo, aunq no es el tema central del post, pero al final todo va de la mano... En fin... Me alegro mucho de que esteis tan bien, eso es lo importante! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo he visto porque no he pasado mucho por twitter, pero ahora iré a leerlo.

      Sí, siempre fiel a mi estilo, que para eso el blog que yo sepa, por ahora lo escribo yo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Jo, qué preciosidad de post... Lo disfrazas de risas pero se respira tanto amor que emociona.
    Yo siempre digo que tendría un hijo cada año, estoy tan enamorada de todo esto, y me gusta tanto estar embarazada... Pero en mi caso es imposible, al menos de momento. Una cuestión puramente logística, ya sabes mis problemas con la conciliación solo con una... Cuestión económica en el fondo, porque si me tocara la lotería ni me lo pensaba: en casa con mi niña y puede que incluso me planteara lo del segundo. Convencer a papi ya sería otra historia... Jiji
    Enhorabuena por esos dos monstruitos, sois la caña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota, eh... que los quiero como un tonto...
      Pues sí! Al final todo vale la pena y es lo que tienes realmente.
      Ya, ya, los problemas estos de la conciliación (esto qué es?), hacen que muchos nos planteemos nuestra vida, y por desgracia aunque es lo habitual no debería ser lo normal.
      Nosotros si nos toca la primitiva seguimos intentándolo hasta que nos salga la niña. Decidido!

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. No sé si me he reído más con lo de "a la primera" o con la "centena" en vez de cuarentena.
    Sí, las cosas no son de color de rosa y nunca son tan bonitas como en las películas. Pero, precisamente por eso, son mejores; porque las dificultades hacen que las cosas buenas posteriores lo sean aún más...
    ¡Ah! Y como hija única, comparto tu opinión. Los míos también están modo amigo-hermano-saco de boxeo... Ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las pelis se ve todo tan y tan bonito...
      Pero vamos, mi enhorabuena a los guionistas, porque al menos en nuestro caso, totalmente alejado de la realidad.

      Jajajajja, si es que los saquitos de boxeo que tenemos en casa... eso que nos ahorramos a la hora de comprarle juguetes :)

      salu2

      Eliminar
  17. Qué bien lo has contado, me gusta conocer tu historia, que veo que ha sido durilla pero también con final feliz.

    La última parte me ha encantado (bueno, el rollo escatológico del pis en la ducha no es mi estilo , jeje), lo de quedarte escuchando detrás de la puerta y oirles interactuar en paz y armonía, eso compensa todo lo demás, peleas incluidas.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido muy light el tema escatológico...

      Sí, un "final" feliz, porque esto por ahora no acaba nunca.

      Bsos

      Eliminar
  18. Me ha encantado!!!! iba a decir lo mismo que Bego, el último párrafo es un resumen perfecto. supongo que si eres hijo único, esto será una gran satisfacción. Ahora, ya sabes, las preguntas de esa tía abuela:
    1- cuando te casas?
    2- ya casado: para cuando el bebe?
    3- ya bebé- para cuando el otro?
    4- ya dos- y la niña?
    y cuando llevas 3.....en fin. Ese será mi post en algún momento.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que como conteste a más preguntas de esas me da un síncope a mi y luego a quien haga las preguntas..., que parece que son preguntas de un psico-técnico ;)

      Salu2

      Eliminar
  19. Me ha encantado el final, jajajaja!
    Yo a veces pienso en como sería tener otro...Pero tal y como está el curro y la logística, se me quitan bastante las ganas. Por suerte Peque tiene tres hermanos por parte de padre con los que partirse la caja. De hecho, tiene muchas de las ventajas de ser hijo único y los privilegios de tener hermanos, se lo ha montado bien :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro. Nosotros porque por ahora tenemos los dos trabajo y yo tengo un horario y unas condiciones relativamente buenos, sino es una locura, porque tener hijos para que tú tengas que hacer birguerias y a veces ni así, tampoco los disfrutas ni ellos de ti. Hay que ser consciente y responsable.
      Peque sí que sabe!, jajajaja.

      Un beso

      Eliminar
  20. Ufff.. Menudo embarazo... y lo del reposo... uff... debió de ser muy duro!!, pero ahí está Eric gracias a esos cuidados y mimos, y eso es lo que os va a quedar sin lugar a dudas!!

    Yo sobre lo de un hijo o dos... ufff... no sé, a mi me gustan los hermanos, si son dos y del mismo sexo.. me explico, yo tengo un hermano... y mal.. muy mal... la verdad que la experiencia fue muy mala, los nenes suelen ser bastante brutos con las nenas (me hizo la infancia insoportable).... yo me animaba con otro si me garantizaran que fuera otra nena.. je je.. ya si son tres por ejemplo y dos son niños, la cosa cambia, en esas situaciones suelen traer a la nena en palmitas... no sé si son cosas mías pero lo cierto es que amigas que tengo y tuvieron una hermana bien, en cambio, las que tuvieron un hermano vivieron algo parecido a lo que cuento...

    Besos. Menudo rollo que he soltado, pero me he quedado de un a gusto!! je je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un caos. Habrá gente para la que seis semanas de reposo sea poco, pero para nosotros, fue horrible.

      Yo la verdad para el segundo prefería si se podía elegir una niña, y no solo porque no teníamos claro el nombre ni el mismo día que nació, sino porque hacía gracia lo de la parejita. Mi pareja en cambio prefería un niño para que fueran del mismo sexo porque así jugarían más. Y como casi siempre, palabras con mucha cordura como ha quedado demostrado.

      Pues eso es importante! Un abrazo

      Eliminar
  21. Yo me lo estaba planteando pero después de leer este post llego a la conclusión que es flor de quilombo planificar un(a) hermanito(a) jajaja

    No, ahora fuera de broma... no es moco de pavo...

    Pero que lindo debe ser verlos, oírlos reír y jugar de lo lindo... El amor de hermanos no tiene precio (lo dice la mayor de tres mujeres)

    Un abrazo enorme y me saco sombrero... genio y figura...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi que soy hijo único, verlos así, como están ahora te llena de orgullo y satisfacción, como diría el Borbón. Que se lleven bien y se quieran como ahora sería lo mejor que les podríamos ofrecer como padres,

      Tú planifica, que los planes te van a salir por otro lado, te lo digo yo que las dos veces se me han quedado proyectos a medias porque fue todo de repente.

      Besos.

      Eliminar
  22. ¡Hehe! ¡Qué bueno!
    Me ha encantado tu relato pq... nadie dijo que fuera fácil, no?
    Como decía una antigua compañera de trabajo: ¡pero compensa!

    Gracias por compartir tanto con nosotr@s ,)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, para nada que nadie lo dijo, totalmente lo contrario...
      Y muy buenas palabras las de tu compañera.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Muy fan del mini-monstruito risueño!

    ResponderEliminar
  24. Jajaja, en casa ya tiene tres, y si contamos al gatito Pepe, 4!

    ResponderEliminar
  25. Nosotras también somos 3 hermanas.Y siempre he pensado que me gustaría tener varios hijos. 2 o 3, como mucho. Pero si se lo digo ahora al padre... Se me hace eunuco.
    Si es que se ve que disfrutas como un enano con los monstruitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que es muy peque todavía con 10 meses...
      Pues sí, en los últimos 3 años mi vida ha cambiado por completo y ahora soy realmente feliz.

      Salu2

      Eliminar
  26. Tienes un blog muy divertido. Me gusta tu sinceridad. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. A veces soy un poco bruto diciendo las cosas, pero de forma clara.

      Salu2

      Eliminar
  27. Debe de ser genial verles jugar juntos, no?? A mi a veces que me lo planteo (asi de loca ando :P )me da penita por guisante....por si lo pasa mal con celos, por no hacerle el caso que tenemos que hacerle.....se que es una tontería pero ahí está ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no les puedes prestar a los dos la misma atención, pero sí que tienes momentos en exclusiva para cada uno de ellos.
      Es tomarte 5 red-bull al día y la energía viene sola y te da aaaalas!!

      Un abrazo

      Eliminar
  28. me guardo este post en favoritos para leerlo unas cuantas veces más....

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que me he dado cuenta que si con uno disfrutábamos, con dos ya te mueres de la risa y de todo.

      Salu2

      Eliminar
  29. Madre, toda concentrada leyéndote, y de pronto, termino con una carcajada, hajaja. Que bueno.
    Mis hijos se llevan 10 años!!! Evidentemente, mucho en común no van a tener, pero ahora, la peque está loca con el mayor y al niño, se le cae la baba con ella. Y a mi más viéndoles a los dos juntos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que el final siempre es lo más importante. Para acabar mal, pues mejor bien, que cuesta lo mismo.

      Sí, yo creo que a nosotros es a quienes más se nos cae... aixx....

      Eliminar
  30. Moi, en nuestro caso la logística falló un poquito y el Comino se "coló" antes de lo que debía (mecachis también). Fue en un viaje a Florencia y Venecia... y claro, el entusiasmo dio sus "frutos". Lo pasamos mal una buena temporada... ese último periodo de adaptación también parecía que no llegaría nunca, pero un día nuestros "monstruitos" empezaron a confraternizar y a provocarnos esas "pérdidas de orina por emoción", al verlos jugar y entretenerse SOLOOOOOS.

    El tiempo pasa rápido. Qué preciosidad que lo congeles en este tu rinconcito, con recuerdos como estos. Felicidades... y ANIMO.

    (Recuerda que aquí estamos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaajjajajam, eso de solos debe estar muy bien, sobre todo para descansar, pero claro, luego a las 2:41 es hora de dormir, no se pueden pedir peras al olmo...
      Bendito fallo de logística :)

      Eliminar
  31. Nosotros estamos metidos en faena con el primer bichillo pero como todo a tan bien de momento ¡ya empezamos a hablar del segundo! Eso sí, quedo a la espera de tu post enterito acerca de lo que la gente te dice cuando comentas que quieres tener un segundo monstruito, porque si ya con el primero te vaticinan el apocalipsis ¿qué se dirá del segundo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya? A eso se le llama no perder el tiempo, jejeje.
      Junta todas las palabras catastróficas que conozcas (como hace el Piqueras) y ahí tendrás lo que dicen.

      A ver si no tardo mucho en escribirla...

      Eliminar
  32. Ay, Moi... Llego a comentarte ciertamente agotada de mi jornada cumpleañerainterminablequeseacabeyaoño!!! pero no quería irme sin decirte que este post es una dulzura de principio a fin... que lo leí casi en cuanto lo colgaste, y me dejaste con la babita cayendo y todo...
    Estoy de acuerdo, TOP de Momentazos paternos:

    - Decides tener un hijo
    - TE embarazas
    - Nace el bebé
    - Decides tener otro hijo
    - Te embarazas
    - Nace el segundo bebé

    Estos momentazos se quedan a la altura del barro cuando llega el padre de los momentazos... EL primer día que los monstruitos se miran y sonríen, o el primer día que les oyes reír cómplices... Ése día sientes que ya puedes morir tranquilo porque se tienten el uno al otro..

    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que los momentos en que están juntos riendo entre ellos, tan pequeños que son, sobre todo el mini, te hacen sentir especial, como si hicieras las cosas bien, aunque realmente lo hacen ellos solos, tú sólo estás ahí de "acompañante".

      bsos!

      Eliminar
  33. Es duro al principio tal y como dices, pero cuando les ves jugar juntos, reirse, abrazarse, buscarse con la mirada o físicamente, no hay nada que pueda con eso y la satisfacción que te proporciona, es tal cual lo describes, jajaja. Siento que lo pasárais tan mal durante el embarazo (yo que no los he pasado demasiado bien pero aún así ni de cerca lo que comentas), así que entiendo lo que dices. Pero bueno, todo pasó y ahora disfrutáis de estos dos monstruitos, así que genial. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos momentos de verlos juntos compensan todo y hace que te sientas satisfecho, se te olvidan todos los males, y eso que día tras día te van probando...

      Bsos

      Eliminar
  34. Jajjaja... Si al final me animo y todo!! La verdad que me encantaría tener otro!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues nada, todo es empezar... nosotros a no ser que haya alguna sorpresa, ya nos hemos plantado :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...