jueves, 16 de mayo de 2013

La maternidad de la A a la Z. Z, de zopenco

Pues sí, aunque no lo creas, he elegido esta palabra para empezar con

La Maternidad de la A a la Z

Explico primero porqué he elegido la letra Z. Siempre se dice que la primera impresión es la que cuenta, ya que nunca más se puede volver a dar una primera impresión. Cierto. Pero también lo es, que tan importante es como se empieza que como se acaba. Pongo un ejemplo: en una primera cita todo perfecto, llega el momento de despedirse y a la hora de besarse a uno se le escapa un eructo y al otro un pedo. Crees que volverán a quedar? Yo no lo haría... Así que por eso he elegido la última letra del abecedario.
Ahora vayamos ya con la palabra en cuestión. Zopenco: tonto y abrutado. La verdad, me parece una palabra más que adecuada para inaugurar esta sección.

Cuando descubres que estás esperando un hijo, automáticamente, y sobre todo si eres padre primerizo, da igual los estudios que tengas, las veces que hayas hecho una raíz cuadrada sin calculadora o lo que sea, que a los ojos de los pediatras, tus padres, suegros y demás gente que no te toca nada (te toca algo, te toca algo que no suena...) te conviertes en un auténtico tonto. Se creen que no tienes ni idea, que no vas a ser capaz de educar a tu hijo para que sea una buena persona (sí, a veces me repito, pero es que realmente sólo quiero que mis hijos sean buenas personas, lo demás me da bastante igual), ni serás capaz de cambiarle un pañal, un body... vamos, que sólo les faltaba estar ahí 9 meses antes de que naciera para decirte como tenías que ponerte o qué hacer para concebir. Alguno, incluso sería capaz de decir: quita, quita que lo hago yo, que tú no sabes!

Y así no se nos hace ningún favor. Nadie nace enseñado. Seguro. Y seguro que tus padres, al igual que los míos no tenían ni idea. Lo hicieron y en algunos casos lo seguirán haciendo lo mejor que saben. La gente que te rodea, igual. Tendrán dos o tres niños, da igual, pero ellos tampoco nacieron sabiendo cómo ser padres. Y ahora seguro que tampoco lo saben, al igual que yo tampoco lo sé. Vamos haciendo. Cada día es diferente. Un día están más nerviosos, otros más cariñosos. Un día le da por comer con una servilleta al lado y cucharada que come, mano sucia a la servilleta. Un día llora y no sabes por qué... Todo esto no te hace tonto. No! Te hace mejor, te da más posibilidades, más recursos para seguir aprendiendo de tus hijos, por y para ellos. Y para ti, porque además, particularmente me gusta equivocarme para hacerlo mejor la próxima vez. Si te lo dan todo hecho, no le das el mismo valor. Te da más recursos que luego los puedes aplicar. O quién no tiene más paciencia ahora que cuando no tenía hijos? Y eso lo podemos aplicar en la cola del supermercado, en el parque cuando ves a las "Marías" (nombre genérico que siempre utilizo para referirme a aquellas madres huevonas que se dedican a charlar mientras sus retoños hacen salvajadas a los demás). Si son los padres, los llamo "Manolos", y no, para mí no son los zapatos.

Zopenco también quería decir abrutado, verdad? Bueno, aquí ya es que es perfecto para mi. Hacer el avión (o el helicóptero, que es más bestia) a tu bebé de 3 meses, cogerlo de la pierna como si fuera un jamón, colocarlo encima de la roomba, y un largo etcétera que casi mejor no poner aquí.
Y claro, a todo esto mi pareja escandalizada. Sí, con la misma cara con la que estás leyendo esto... jejejejejeje. Parece que nosotros (los XY) no veamos el peligro, o tengamos el umbral de peligrosidad más alto, pero, y lo divertido qué es? Son situaciones que hay que vivir, ya que los pequeños disfrutan; excepto lo de la roomba, que al verle al grande la cara ya nunca más se lo volví a hacer y con el mini ya ni me lo planteé.

Y hasta aquí mi aportación de hoy. Ves como no había que tener miedo de la palabra, persona desconfiada?
La próxima semana será con la Y. No te avanzo la palabra porque ni yo lo sé, pero seguro que no será yodo (es la primera palabra que me ha venido a la cabeza).

50 comentarios:

  1. Que obsesión por no dejarnos probar nuestras aptitudes o nuestras ineptitudes. Al menos, antes de llamarnos zopencos dejadnos ponerle un pañal del revés, o qué sé yo... subirlo en una roomba.
    Ya sería la hostia, si en lugar de esperar nuestros errores nos ayudaran y animaran.
    Bueno, en cualquie caso, creo que ningún participante en la maternidad de la A a la Z va a escoger la misma palabra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... yo es que tengo mucha práctica con lidiar con estos ejemplares... Bueno, mucha práctica y muchísima mala leche también, no nos vamos a engañar.

      Es una palabra diferente, no lo voy a negar... La organizadora del Carnaval no se lo creía...

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Jajaja, ¡me encanta tu aportación! Necesitábamos ese toque pragmático y directo... porque aquí las mendas, cuando hablamos de hijos en general, o nos ponemos más bien ñoñas o nos da por "desdramatizarlo" todo, y reírnos hasta de nuestra sombra, pero nos falta esa vis práctica!
    Y sí, la gente de alrededor resulta enervante con sus comentarios y consejos no pedidos... Y sólo hay dos opciones: o passssas olímpicamente o te conviertes en camaleón para dejarles sin opción. La tercera, es volverte loco.
    Un abrazo y gracias miles por participar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves como no te vacilaba con la palabra?
      Si es que creo que a cualquier palabreja se le puede sacar jugo.
      Es quizás en estas cosas que se notan más nuestras diferencias entre hombre-mujer. Normalmente, nosotros somos un poco más alocados, menos emotivos, aunque siempre está ahí.
      Conmigo la primera opción: paso, paso...

      Salu2

      Eliminar
  3. A mí dame un Zopenco que juegue con sus hijos a lo bruto, y no un Manolo que sólo ejerza de padre cuando no tiene nada mejor que hacer o no le queda más remedio. Buenísimo!! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que jugar, siempre, estar ahí, interactuar con ellos, sino te ven como su padre o madre, pero como alguien lejano, y eso no puede ser.

      Salu2

      Eliminar
    2. Coincido con María Isabel, la verdad prefiero que juegue con ellos aunque luego tenga que discutir con él por las burradas que les hace a que no les haga ningún caso y tengan esa carencia.
      Feliz sábado!

      Eliminar
  4. Zopencos y zopencas somos los padres primerizos,jajaja. Muy buena iniciativa. A ver si me animo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Carnaval es muy bueno, para mí por ahora, el más adecuado a la temática general de este blog.
      Anímate, cuanta más gente, más divertido.

      Salu2

      Eliminar
  5. Jajajajaja Tenía que hacer un alto en mi tren chucuchú para leerte ;) Me parto enterita... Y cuanta razón tienes: el zopenquismo si no lo llevas de serie te lo etiquetan los todopoderosos abuelos y demás megalistillos satélites de tu vida.
    No sé lo que es el roomba ese pero a Grandullón casi le partió mi hermana la cabeza dándole una voltereta entre sus brazos... Puede ser???
    Un abrazo y suerte con la Y. A mi se me ocurre YA, mano en alto. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo apuntada la hora, las 16:16 para felicitar a Don Grandullón como es debido.
      Te he explicado por tw lo que es la roomba... jajajaja, no tiene nada que ver.
      A mí por ahora se me ha ocurrido: yugular, jejejeje

      salu2

      Eliminar
  6. Bueno, bueno, bueno! Eso del zopenquismo es así, se creen que somos unos ineptos... Pero esq no nos quieren dejar ni probar a ver qué tal nos desenvolvemos! Creo que esas presiones las sentimos igual, tanto padres como madres, lo importante es que la pareja sepa unirse y hacer caso a lo que verdaderamente quieran hacerle.
    Como detalle zopenquil, te diré que cuando nos enteramos de que yo estaba embarazada, elpapádemirubio compró un libro "Embarazo y parto, todo lo que necesitas saber, para torpes" y yo: :O peeerdona, pero torpe serás tú, eh!?xD Suerte que nos lo leimos y es bueno, es de Emilio Santos Leal y las ilustraciones son de Forges, asíq está gracioso!
    En fin, que me ha gustado tu aportación a este #azdelamaternidad! Besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no nos dejan probar no sea que descubramos que no es tan difícil... Supongo que habrá quien lo haga para guardar su status de persona necesaria en nuestra vida. Quizá al convertirnos en padres, nos ven como que ya estamos todavía más fuera, y así nos intentaran retener... no sé, es una idea.

      Yo compré uno de El Jueves: Guía para padres desesperadamente inexpertos, que risas!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Veo claras influencias en tu personalidad provenientes de tu pareja XX a la hora de saber que los Manolos son unos zapatos (como ves yo también lo sé, y me atrevería a decir que su señora y la mía han tenido un nexo común en la serie Sex and the city, me equivoco?).

    En cuanto a lo de zopenco no puedo estar más de acuerdo en ambas aceepciones y al argumento aplicado para cada uan de ellas. La realidad nos dice que los XY somos más inconscientes y eso corre a favor de nuestros hijos indudablemente, hacemos que se curtan (a base de golpes en ocasiones, si, para que nos vamos a engañar), pero un niño sin cicatrices o costras ni es niño ni es nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando puse los Manolos instintivamente me vino a la cabeza los dos de Cuatro, pero claro, para la igualdad... ya se sabe!
      Yo tengo dos bultos en la frente (y no son cuernos, eh!) y alguna que otra cicatriz en la barbilla, y no he salido tan mal. Bueno, quizá un poco sí, no nos vamos a engañar.
      Los nuestros son niños, muy niños, porque anda que no se han caído veces, y las que les faltan!!

      Salu2

      Eliminar
  8. Jajaja la roomba, menos mal que no tenemos, porque fijo que lo haría el padre de la criatura. De momento, mi Peque siempre va por las alturas, y pánico tengo cada vez que pasa por el umbral de una puerta. Aunque he decir que a mí se me ha caído y a él no. Así que la zopenca soy yo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros se nos han caído los dos, a los dos y varias veces. Y bueno, las veces que se han caído ellos por la ley de la gravedad, es lo que tiene una cabezota muy grande y un cuerpo estrecho.

      Salu2

      Eliminar
  9. Me encanta tu palabra... y me gusta especialmente esta frase "particularmente me gusta equivocarme para hacerlo mejor la próxima vez". Errar es la mejor forma de aprender.

    Yo también quiero que mis hijas sean buenas personas, sólo quiero eso, espero que no vengan después las malas personas a fastidiarme el invento.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor forma de aprender es el error. Si es que incluso que hay métodos "novedosos" de aprendizaje que se basan más en eso que en los resultados a corto plazo.

      Eso espero, pero bueno, se tendrán que adaptar a todo porque no creo que desaparezcan de un plumazo.

      Salu2

      Eliminar
  10. Tiene razón Verónica.. BIenvenido al cromosoma "Y", y gracias por darnos otro enfoque distinto de la m/paternidad..

    Es verdad que a veces sois un poco brutotes pero a los niños les encanta!!! Y me ha encnatado lo del helicóptero.

    Y en cuanto a lo de las intervenciones de los demás, yo nos las soporto ni las he admitido..

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo debido a mi carácter metralleta, es mejor para todos que esas intervenciones se reduzcan al mínimo, y con el paso del tiempo así ha sido, al menos de la familia más cercana.
      Yo encantado con esta iniciativa que me viene perfecta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho tu post :) ¡Enhorabuena! Pasaré más seguido a leerte.

    Saludos desde Budapest

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, cuando quieras aquí estaré.
      Salu2

      Eliminar
  12. Lo peor es cuando una se siente la zopenca, y cree realmente que no la va a saber hacer de madre, y se asusta y se queda paralizada ante cualquier situación que imagina podría pasarle. Afortunadamente, al nacer mi hijo me dije a mí misma, bueno, yo soy la madre, no me puede ir tan mal ;) y así fue!
    Y también disfruto del otro sentido del ser zopenca: he descubierto un don innato para componer canciones de letras sumamente extrañas :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo con las canciones tengo una relación difícil, no tengo en absoluto ningún sentido del ritmo, y puedo estar cantando una de lis chichos con la melodía de Vivaldi. Como no me cuadra lo que edcucho, luego me pierdo...
      Seguro tu hijo estará estupendamente y muy contento con la forma en que lo cuidas.

      Salu2

      Eliminar
  13. ¡Siempre me encanta leerte, aunque no comente mucho! Chico, nadie nace enseñado, pero yo creo que todos somos capaces de hacerlo bien con nuestros primogénitos, por muy pesados que se pongan nuestros parientes...

    Oye, me encanta tu "parte más salvaje", jajaja. Papá Mollete es igual que tú, y lo peor de todo es que a mí me parece estupendo, jajaja. Así que la gente debe de pensar que él es un zopenco y yo una loca sin cerebro... ¡vaya pareja!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, vaya dos... ten cuidado que algún zumbado no os vea y llame a servicios sociales, que hay cada iluminado... mi pareja para eso es muy prudente. Siempre ve el peligro donde no lo hay. O al menos yo no lo veo, jejeje.
    Sí, a pesadez hay alguno que si se subiera en una báscula la revienta!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta!!! voy por partes....
    En primer lugar... zopenco... esa palabra, me recuerda tanto a mi infancia.... pero en género femenino... la decía mi madre refiriéndose a una señora que discutió (más bien insultó)con mi abuelo mientras conducían... como todo ocurrió en un puente de mi pueblo, ese puente acabó llamándose "el puente la zopenca"....

    Como siempre, a todos les gusta opinar y hacerte sentir un inútil... y perdona que lo diga, pero a vosotros más aún (lo digo por la experiencia de mi marido.... parece que los papás saben menos todavía!!! increíble!!) ¡¡¡Ay si todos se quedaran calladitos y nos dejaran vivir nuestra experiencia con sus aciertos y sus errores!!!!

    Me quedo con las palabras "Marias" y "Manolos"... no puedo con ellos....ahora ya se como llamarles Gracias!!!

    y, por último, la definición de zopenco como abrutado.... es verdad, mi marido hacía y hace lo mismo, cuando el nene pesaba poco, le lanzaba por los aires y a mi se me cortaba la respiración!!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Lo de hacer volar creo que lo hacemos la gran mayoría de XY. Mi pareja siempre me dice que vaya con cuidado, no le vaya a dar con la cabeza en el techo, jajaja. Exagerada..
    En el trabajo también hay unas cuantas Marías...
    Mira, anda que no se hizo famosa...
    A mí mi pareja me "bautizó" en su momento como sinuno, ya que debido a mi extrema sinceridad y con no excesivo tacto, la palabra sincero le quedaba pequeña.
    Yo miro para otro lado con gente así. Auto-desconecto :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno tu post. A vosotros os consideran zopencos y a nosotros, cuanto menos, ineptas. Pero el tiempo nos da la razón y pone las cosas en su sitio, y se verá, que mejor o pero (esperemos que mejor9, has sabido criar y educar a tus hijos.

    Eso sí, la parte de la "brutalidad" la lleváis en los genes, lo que he sufrido yo con los lanzamientos hacia el techo....... ¿que es la roomba? Miedo me da saberlo, jejeje

    Te leo, me gusta tu visión, desde el otro lado.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo les faltaba a los peques hacer tirabuzones mientras volaban por el aire...
      Sí, mejor o peor, la intención del 99% de los padres es hacerlo de lo mejor posible.

      La roomba? jejejee, es un aspirador circular sin cables, que funciona solo. Le das a un botoncito y hace la faena por ti.

      Salu2

      Eliminar
  18. Jajaja!!! Que buen aporte, tenía bastante tiempo que no escuchaba esa palabra, justamente me vino a la cabeza una chama nueva en el trabajo que cree que este grupo es inepto; pero tu lo trasladaste al ámbito maternal; allí si no he pasado mucho pasar como zopenca!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las primeras palabras que se me pasaron por la cabeza.
      Para mí, es una buena palabra para empezar esto.

      Salu2

      Eliminar
  19. Estoy de acuerdo con ella en que los XY tenéis el umbral de la peligrosidad o muy alto o muy distorsionado... ¡que tenéis más peligro que McGiver en una ferretería! Por cierto, ¡vaya nueva aplicación que le has buscado al roomba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero sólo lo hice una vez, la cara de terror era para verla.
      A ti aún te quedan 6 mesecillos para ir convenciendo al XY para que no haga a vuestro descendiente un salvaje.

      Un abrazo

      Eliminar
  20. ¡Ya me he enterado! Nada como leerte el resto de comentarios... ¡Madre mía! En mi casa, el borrico en ese sentido es mi padre. Fijate si fue burro que mi hermano el mediano se le cayó después de un lanzamiento al aire y tuvo una commoción cerebral de aupa. ¡Qué burro!

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo del roomba lo tendría que haber aclarado. Es que para mí es algo tan habitual que doy por hecho que todo el mundo lo sabe...

      Ostrás!!!!!! Yo creo que me pasa eso a mí, y mi señora esposa o me deja en el rellano o me envía los papeles de separación. Por whatsapp, claro ;)

      Salu2

      Eliminar
  21. Pues lo explicas muy bien, pocas personas habrá que estén de acuerdo en todo, por lo tanto, su manera de actuar será distinta. Hay que ir aprendiendo junto a los hijos, viendo lo que nos funciona en cada cosa, en cada momento y con cada hijo.
    Lo de "abrutado" cada día tengo más claro que va con los cromosomas masculinos... ;-)
    ¡Te has estrenado en el carnaval por la puerta grande!
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si juntas mil personas habrá mil opiniones diferentes, y cada una tendrá algo mejor que la otra. Como es imposible gestionar eso, lo mejor es ser fiel a uno mismo.
      Si XD, va con nuestros genes, jejeje, y lo divertido que es eso...
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. muy buena palabra... y la explicación de lo mejor... me he trasladado a los días previos al nacimiento del mayor cuando todo el mundo (sobre todo su familia) estaba obsesionado con que mi marido no iba a saber hacer nada... y bueno... no había cambiado un pañal en toda su vida ni había sacado los aires a nadie pero... cogió la maña enseguida y ha demostrado ser un estudiante avanzado...
    me ha encantado.. esperando la de la semana que viene.. feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he tenido sobrinos con los que haya estado de forma activa, y cuando nació el grande, los primeros cambios de pañal fueron un drama, daba diez vueltas al body porque no tenía narices a ponerselo bien, pero... y lo que nos reíamos al verlo como un "pordiosero"... y si nosotros nos reíamos, él se carcajeaba.
      Un abrazo y disfrutad del fin de semana.

      Eliminar
  23. jajaja, es verdad que tenemos distintos umbrales de peligrosidad creo. Pero he ahi lo bueno, el equilibrarse mutuamente y como nadie nace sabiendo, pues aprender juntos y el uno del otro, no? Que nosotras tambien nos vamos al otro extremo de “a de aprensiva“ :D No me has convencido de que seas un zopenco pero me ha encantado la entrada :) Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, lo de tonto no, pero lo de bruto... al nacer el mini, mi pareja decía que no me lo iba a dejar tanto rato para que no se asalvajara!
      Es muy bueno el equilibrio en todas las facetas de la vida, y en la faceta maternal, más todavía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. jajajajaja pues si.... todos los papás y mamás primerizos somos uns ZOPENCOS de remate!!! Lo del umbral de peligrosidad, ronda por ahi una imagen que lo explica perfectamente.... una en que el papá lanza al hijo al aire, y salen 3 fotos "como lo ve mama" "como lo ve el peque" y "como lo ve el papá". Yo aun recuerdo una vez que juraria que faltó medio palmo para que mi Pekachu se diera con la cabeza contra el techo en un lanzamiento de su padre.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii he visto esa foto, creo. Muy fiel a la realidad de muchas casas.
      Seguro que lo que para ti era medio palmo, para su padre sería medio metro, jejeje.
      Debe venir en la naturaleza humana tratar a los primerizos como tontos, pero... no lo hacemos tan mal.

      Salu2

      Eliminar
  25. Jajajajaja Esto también tiene relación con mi critiqueo, pero lo has contado tan divertido! Qué alegría leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      Hay que intentar tomarse las críticas con un poco de humor, sino te vuelves completamente loco.

      salu2

      Eliminar
  26. jajaja, me ha encantado la entrada. No es comparable porque las niñas que cuido no son mis hijas pero cuando empecé a ocuparme de ellas su abuela (mi tía) me trataba como una zopenca y ya un día me tuve plantar y decirle que nadie nace sabiendo ni recibimos clase para hcernos cargo de estas personitas y que si yo tenía algún hijo si me los iba a quitar por incompetente. Se ha calmado un poco pero me sigue mirando con ojos vigilantes (normal por otra parte porque también soy zopenca en el otro sentido)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, se suelen calmar después del primer "ataque" pero siempre están ahí acechantes. Y cuando la cagas (porque siempre la caga uno, es inevitable), están más contentas que unas pascuas porque pueden decir: Ves! ya te lo dije!

      salu2

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...