jueves, 30 de mayo de 2013

La Maternidad de la A a la Z. X, de xilófono

Siguiente entrega de este Carnaval de Blogs.

La Maternidad de la A a la Z


Y siguiente letra del abecedario en el sentido inverso, tal como lo estoy haciendo. Esta semana la X. Con esta letra la única palabra que se me ocurre es Xilófono: instrumento de percusión formado por una serie de listones de madera o metal.
Antes de ser padre ya ni me acordaba de esta palabra. Tiene una explicación muy sencilla: tengo 0% sentido del ritmo y 100% sentido del ridículo.

Pero después... a ver, a todos los juguetes le tienen que poner un xilófono? Que quieres comprar un cubo de actividades, toma xilófono. Quieres comprar un detallito? Lo más barato es un xilófono. Y encima eso no es lo peor. Es que ése es el menor de mis problemas. Porque después del xilófono, para que los niños desarrollen sus actividades musicales ya que notas una sensibilidad inaudita hacia la música (también lo notas en la pintura, en sus habilidades psicomotoras, vamos, casi notas sensibilidad especial hasta en sus cacas...), acabas pringando.
Así que inconsciente, que eres un inconsciente, le compras una pandereta, le haces una flauta, los Reyes Magos le traen un órgano, del bollycao le toca una vuvuzela, le compras un tambor más grande que él porque te hace gracia. Y lo guardas todo, no se te cae nada por el camino. Y por que séra que estos instrumentos no se pueden tocar a las 11 de la mañana o las 7 de la tarde? No. La música (o musiquita) suena mejor a las 7 de la mañana o las 9 de la noche. Y encima aguantar al vecino que te dice que tus hijos se levantan muy pronto y con mucha energía. Aunque claro, como tú no te callas, no te callas nunca... le respondes que sí, que los tuyos se levantan pronto, y los suyos se acuestan tarde.

Te cuento también, que hace un tiempo quería comprar un robot, pero un robot normal, de esos que se mueven, se transforman y poco más. Voy a la tienda, y le digo: quiero un robot de juguete, que tenga piezas y no tenga música. Me miró con cara de haber visto a un hipster comprando una blackberry, pero bueno, me trajo un par de modelos. Yo ahí mirando, toco un botón y eso empieza a sonar... toda la tienda mirándome, y yo que soy más bien vergonzoso no sabía donde meterme. Entonces pienso, vale, éste era el que tenía música, ahora el otro seguro que no. Que no? Si tenía la música del coreano gangoso, el Gangnam style ése!
Salí de la tienda y fui a otras 3. Incluso bajé a Barcelona, pero tampoco. Como no quería comprarlo por Internet ya que lo necesitaba rápido, fui a una de las tiendas que ya me conocían y le dije: mira, como los robots hacen tanto ruido, mejor me pones un xilófono!


55 comentarios:

  1. Jajajaja, jobar, que me veo ahí. "Le has dao" en todo el centro, jajaja. En nuestro caso fue el abuelo. Tiene piano, guitarra, pandereta, xilófono, otro piano que encima trae el sonido de los animales (señorllevamepronto), bocina... y todo esto con 6 meses, que yo no sé si pensaría que mi niña iba a ser como Mozart, jajaja. Moza, papá, es una moza, no Mozart, jajaja.

    Bueno, que nos sea leve. Si por lo menos con esto desarrollan amor por la música... pues bienvenido sea, ¿no?

    Oye, has pasado las letras chungas, ¿no? ¡Ah, no! Viene la W... :D Pero después de esa, coser y cantar, jeje.

    ¡Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de la semana que viene está chupada! Si ya la tengo escrita y todo. Creo que gustará. Ya está, hasta ahí puedo leer ;)

      Yo creo que va a ser como yo con múltiples personalidades porque entre todo el tipo de pelotas que tiene, todos los instrumentos, todo tipo de libros... va a estar tan disperso que se nos hace anti-sistema.

      Bsos

      Eliminar
  2. jajajaja. yo tengo prohibidos los juguetes que hacen ruiditos.....pero siempre me cuelan alguno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos dijimos que nunca más, pero no hay forma... y no sólo la música, también la pintura, creo que tenemos de todo...

      Salu2

      Eliminar
  3. Pues créeme que en casa xilófonos no tenemos ninguno (creo que hace un lustro hubo uno de Pocoyó, pero era de plástico y no sonaba), pero entre el tecladito de Winnie The Pooh, la flauta, la trompeta, las maracas y las armónicas que les ha comprado el abuelo (amén de tooooodos los juguetes musicales con sonidos estridentes), ya vamos servidos!
    Un beso (y por cierto, deseosa estoy de leer la W) :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avanzo que la palabra elegida no será water, por si acaso alguien lo está imaginando...
      No he leído el tambor... ejem ejem, habrá que decírselo a ese abuelo.

      Salu2

      Eliminar
    2. Confieso que pensaba que sí lo era, ahora sí me has dejado intrigadísima! No será algo en plan WTF? Cuidadín con ese vocabulario, que hay niños delante:-)

      Eliminar
    3. Jajajaja, no... luego se lo pasaré a Vero

      :)

      Eliminar
  4. Pekachu tiene el Xilofono de Pocoyo!! pero vamos, de Xilófono tiene poco, en realidad es un teclado camuflado, y él prefiere poner la música que ya viene pregrabada que ponerse a componer... menos mal.

    Pero sí que es increíble lo ruidosos que son los juguetes de bebés, además lo gracioso es que muchos de esos te traen dos niveles de volúmen: escandaloso e insoportable. Creo que sin duda alguna el que más odio en mí ha generado es el Mickey que canta... dios, ¿cómo puede desafinar así?

    Me ha hecho reir mucho tu entrada, eres buenísimo

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, menos mal, porque podría salir cada cosa... Vamos, que los carga el diablo. Seguro que el que está ahí diseñando esas cosas es el mismísimo Grinch o algún ser similar...

      Nosotros normalmente lo ponemos en modo insoportable. Y las pilas que compramos son las baratas. Como se acaban antes... y curiosamente nunca nos acordamos de ir a comprar otras ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Qué bueno eres, niño...Jajajajajajajaja Qué lote de reír imaginándote intentando parar el robot gangnam style!!! Y más razón que un santo(varón) : ser padre va intrínsecamente unido a DAR LA NOTA allá donde se vaya. Y yo, que también soy ultratímida (aunque nadie lo diría) y con un sentido del ridículo que no me deja vivir... no podría haber escrito esta musical entrada mejor que tú.

    BRAVOOOO!!!! Queremos un bis ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que odio a ese tío, me cansa un montón. Este último año ha sido horrible. Hasta Pocoyo bailándolo. Se han juntado dos de mis peores pesadillas en un vídeo!!

      Tímida tú? Uys, pues nunca lo hubiera dicho.
      Un biscocho va a ser lo que me voy a merendar, jejeje

      Eliminar
  6. Hay cacharros ruidosos que merecen arder en el infierno toda la eternidad :D
    Fíjate que Peque se ha librado del xilófono...estuve a punto un par de veces y me lo repensé, jejejeje...
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caerá, caerá... tú tranquila que aquí no se libra nadie.
      Es horrible la música que le ponen, ni que la hubiera compuesto Josmar!

      Salu2

      Eliminar
    2. Ayyy, Josmar!!! És super fooooort! Jajajaja!

      Eliminar
  7. Yo de momento el peor recuero sonoro de mi propia infancia es el de mi hermano tocando la flauta cuando comenzaron a enseñarle en el colegio. Es muy perfeccionista y en cuanto se le escapaba un poquito de aire ¡vuelta a empezar! Y sólo tocaba 2 canciones ¡Era insoportable! Mi padre aún arrastra secuelas psicológicas por el instrumento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era malísimo con la flauta. Claro, si no me dejaban practicar como querían que mejorara...
      Yo estoy temiendo el día que llegue. Espero que se modernice todo y las flautas vayan por tablet o algo así, sino mis tímpanos lo pasaran muy mal.

      Salu2

      Eliminar
  8. jajajajaja este post es buenísimo!!! Siempre me pregunté lo mismo! ¿Es que todos los juguetes tienen que tener esa música? A Muriel no dejan de regalarle chiches que en definitiva son xilofones (así le decimos en argentolandia). No sé a quien se le ocurrió pero mi hija tiene un telefónito que tiene la música de aserejé de las ketchup o algo así (in-so-por-ta-ble) y lo peor es que ella le encanta y baila.
    Al final del día me duermo con todas las músiquitas (cada chiche tiene la suya) sonando (rompiéndome las neuronas) en la cabeza. Nunca mejor cierre de ésta entrada!!!

    Colosal jajaja (uds los hombres sí que nos hacen reír)

    Un abrazo bien argento (aunque hayamos perdido el mundial del asado con Dinamarca)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ésas aún suenan en algún sitio? Qué mal verano aquel de 200? Ni me acuerdo, sólo sé que hasta yo bailé eso...
      Es horrible, a la gente le hace gracia, pero no entiende que luego lo "sufres" tú en tu casa. Ellos lo escucharán un rato, pero tú en cualquier momento y en cualquier circunstancia. Da igual si estás bien, mal...

      Salu2

      Eliminar
  9. Jajaja muy bueno y que razon tienes todos los juguetes emten un escandalo que pa que yo les quito las pilas jajaaja ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros aún no hemos llegado a esos extremos...
      El tambor, pandereta y vuvuzela no llevan, pero todo se andará. Misteriosamente a veces desaparecen.

      Salu2

      Eliminar
  10. Jajaja, me he reído muchísimo con el post y con los comentarios!! Me siento tan identificada... En mi casa hay una norma no escrita, pero elevada a norma fundamental: los aparatos y chachivaches musicales que nos regalan, funcionan hasta que se agotan las pilas. Jamás se reponen. Punto y pelota. Cuando LaMayor era pequeña, nos montaba unos conciertos en casa que riéte tú de los trotamúsicos... Seis o siete aparatitos taladrándote el oído al unísono!!! Ahora con tres, las medidas son obligadas.
    Vuvuzela en casa???? Yo la tendría bajo siete llaves... Sólo para cuando volvamos a ganar el Mundial. Así,el "Muy" se desahogaría con el grito... Así que si ya le sacas las vuvuzelas, se nos vuelve loco!! jajajaja
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira la vuvuzela fue un poco después del Iniesta de mi vida. El bollycao, que regalaban eso... no veas que cara pusimos todos cuando oímos el ruido ese infernal, y encima el pequeño al vernos las caras se animaba más. Y se anima fácilmente.

      Yo con los dos a la que el mini empiece vamos a poner unos turnos o algo haremos para no volvernos locos...

      Eliminar
  11. Pues en mi casa tuvimos una temporadita con la flauta.... cuando no era mi hijo era la vecina de arriba ¡que horror! no sabía si comprarme yo un casco de los de fórmula 1 para no escucharles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tenemos unos cascos de esos!! Pero para el peque... que no se nos ocurrió otra cosa más que irnos a las fallas cuando tenía dos meses.
      Salu2

      Eliminar
  12. A mi chibolo sus abuelos paternos le regalaron un set completo de instrumentos musicales y qué te puedo decir, mi preferido es el xilófono. Creo que es porque yo tenía uno de chiquita... seguramente, porque cuando abrimos la caja tuve un dejavú jaja, Con decirte que la otra tarde me la pasé 1 hora tocando el xilófono como en estado de trance, y mi chibolo me miraba con cara de "mi mamá se ha vuelto loca".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría: y por qué no me deja jugar a mi?! Estaría indignado, jeje.
      Yo es que no recuerdo mis juguetes infantiles. Algunos los conservo, como los coches, robots y la pareja de los gnomos, pero no recuerdo ninguno que sonara.
      Seguro que mis padres los tirarian en algún despiste.

      Salu2

      Eliminar
  13. Que risa me haz dado! Para el primer cumpleaños de rayito su tía piensa regalarle un set de juguetes de música, yo estoy un poco preocupada, pues el tiene un pequeño piano y le da tanto a las teclas que a veces pienso que me volverá loca! Ya veremos como sobrevivo al Xilófono!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ve preparándote. Tendrás que hacer una adaptación. Piensa como han dicho varios que cuando se acaben las pilas no volver a ponérselas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. me pregunto si habrá algun niño que no tenga un xilófono. Y no ser los tuyos pero mi peque ni se lo ha mirado y mira que hace tiempo que se lo regalaron. Lo de los instrumentos también tiene tela marinera. Yo he tardé en comprarle su primera trompeta, esa que venden en les ferias y...a los dos días se la escondí. No paraaaaaba. Suerte que la panderata, igual que el xilófono, ni caso.

    Y bueno, lo de las musiquillas de los juguetes tiene tela marinera. Y te has fijado que casi todos tienen el mismo estilo y la misma vocecilla? te doy un truco? desmonta el juguete y ponle algodón donde estén los altavoces, amortigua la musiquilla y...se agradece :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son todas iguales! Hay dos melodías que se repiten en todos los juguetes. Tú juegas en otra liga con ese truco! No veas, que nivel!
      Ellos sobre todo el palo que viene asociado al xilófono, que vamos convierten en tambor así, cualquier rincón del piso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. TODO TIENE MUSICA!!!!!!!!!!!!!!!!!! Hace tiempo, antes de tener al peque, le regalamos a la hija de unos amigos, por su primer cu,mpleaños varios regalos todos con musiquita, claro, y el papá nos miró con cara de , intentando hacer una sonrisa!!!! Ahora le entiendo perfectamente!!!!!! Cuando, además, se pone a jugar con todo a la vez es para volverse loco. Nuestro hijo tiene, por si fuera poco, una bateria, que por cierto, toca muy bien!! ( y esto es verdad), ni te imaginas los dolores de cabeza que me entran.... pero que le vamos a ahcer.... al final, lo piensas y es mejor quedarse con el xilófono!!! jejeejejej


    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si ya te digo que en lss tiendas me miraban como si estuviera loco o como si estuviera buscando oro por pedir un robot que no tuviera ningún ruido. Vamos, pensaba que era posible pero la experiencia me demostró que no era así.
      Nosotros la batería, conociéndonos un poco, la acabaremos comprando, como si lo viera...
      Salu2

      Eliminar
  16. Jejejejejeje. Yo odio cualquier juguetito que venga con pilas y musiquita! Todavía no hemos pasado a la percusión dura, pero me da que tampoco me va a gustar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, todo lo que puedas retrasar ese paso, pues esa tranquilidad que tendrás ganada. Tu salud acústica te lo agradecerá.
      Salu2

      Eliminar
  17. Pues no tendrás sentido del ritmo (dicho por ti) pero del humor si que tienes y mucho :)
    Buenísimo, los juguetes con música son un infierno jajajaja.

    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que compensarlo de alguna forma...
      Es horrible y a algunas horas insoportable.
      Salu2

      Eliminar
  18. Igual que ya no hacen móviles que sólo sirvan para hablar, tampoco hacen jugetes que sólo sirvan para jugar. ¡Qué manía con ponerles a todos musiquita! Pero, vamos, que ya que la ponen, no estaría mal un volumen y un botón de apagado.
    Por cierto, sí, mis hijos también deben de pensar que la música a horas intempestivas suena mejor... Y sí, nosotros también hemos tenido xilófonos... Con decirte que el Mediano, cuando era pequeño, lo pronunciaba la mar de bien, pero en vez de decir "coche", decía "coque"...
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los móviles se preocupan de meterles un montón de cosas pero se olvidan de la calidad del sonido que debería ser lo básico.
      Jajaja es que cuando les interesa algo bien que lo saben decir o se hacen entender muy bien.
      Y es que los que no tienen botón de apagado, se quedan un rato callados y cuando ya estás tranquilo te sorprende con un escandaloso Adiós!

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. jajajajajaja.. tan bueno como siempre y con más razón que un santo... en toda casa que se precie está el xilófono de turno.. ;) me encanta tu entrada.. feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sino no sería una casa con hijos, igual que utilizar el colador como sombrero y la espátula como espada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Dios, ahora si que me has tocado la fibra!!.. No sé si habrá caracteres bastantes en mi cuadradito de comentarios para escribir lo que pienso.... uff... por dónde empiezo, ah, si, por el principio.. je je.. o sea por el día que la madrina de nuestra nena decidió regalarle este "trasto infernal".... entonces empezó nuestro calvario particular... en nuestra casa se oye a todas horas, y cuando se cansa de él la peque lo que hace es coger el dichoso palito que lo acompaña y dar contra todo, fascinándole lo que haga un ruido más estrepitoso!!!.. en nuestra casa hay todo tipo de instrumentos musicales, pero vamos, que el que triunfa por sobre todos, para nuestra desgracia, es el XILÓFONO!!!
    Uff... qué a gusto me he quedado!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dichoso palito que aconpaña al xilófono aún es peor, porque sirve para eso, para dar golpes en una mesa de madera o en una mesita de ikea que son de mirar y no tocar de lo endebles que son...
      Yo tengo apuntados todos los regalos-trampa para devolverlos de la "mejor" forma posible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Jajaja, mi señora cayó en comprar a little Ana el micrófono de Peppa Pig y la guitarra... por que yo lo dijese que no lo hiciese, porque ya teníamos pandereta, tambor, armónica y sí, xilófono.

    Mi hija con la guitarra parecía el Chiquilicuatre ese... madre mía, uno, el crusaito, dos el robocop... y hablando de robocop, lo tuyo con los robots mudos no tiene precio, macho. A quién se le ocurre ir a comprar un robot sin sonido... a eso se le llaman muñecos y son de trapo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa también hay un micro y una guitarra, en su caso de la Dora. Dichosa Dora... me persigue.
      Pues seré demasiado viejo, pero vamos, que era una quimera encontrar algo así... ya tenemos las dos habitaciones de los niños llenas de juguetes, un día quizá se escape alguno.

      Salu2

      Eliminar
  22. Un hipster comprando una blackberry, jajaja, me mondo contigo.

    Nosotros llamamos a esos juguetes "del infierno", con ese soniquete horrible que se incrusta en el cerebro cual mosca cojonera. Incluyo los instrumentos musicales de juguete porque, hasta que no saben tocar algo medianamente decente, cosa que pocas veces sucede, son torturas medievales. Y aunque sepan, se te acaba incrustando igual. Ya verás cuando toquen la flauta en Primaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estoy temiendo... además con lo brutos que son... soplan que parece que les salgan las entrañas.
      Suerte que yo rápidamente olvido las melodías... aunque por desgracia hay algunas que se quedan ahí.
      Salu2

      Eliminar
  23. Jajajaj cuanta razón tienes Moises, y lo peor son las baquetas, mi Pitufo tiene un peligro con ellas en la mano...las de uno de ellos son como martillitos de madera y se las tengo que tener escondidas porque nos ha dado y se ha dado unas tortas con ellas tremendas... Me he reído mucho con tu post.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que las baquetas las carga el diablo.
      Un día tendremos que hacer una manifestación contra los desarrolladores de productos. O eso, o envolver todo con plasde burbujas. Aunque... entonces seríamos nosotros los que estaríamos haciendo ruido petando las burbujas.

      Salu2

      Eliminar
  24. jajaja, ains como te entiendo, aquí en casa, instrumentos musicales varios, y eso que sólo tiene 14 meses. Pero es que le gusta tanto la música...........Y pintar. Y cantar......Vamos, que todos los padres somos igual, a potenciar las cualidades creativas de nuestros retoños, da igual que dibujen churros, que canten fatal o que aporreen el tambor a horas inconvenientes... Aggg, no pueden hacer juguetes sin música?
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esas cualidades... Mientras las apoyemos y no les obliguemos ya está bien.

      Juguetes sin música? Yo sólo conozco los muñecos de trapo, y algunos.

      Salu2

      Eliminar
  25. Jajaja!!
    Me parto!
    Aquí de xilofonos tenemos dos controlados, que yo sepa. Y un tambor, ah, no, dos... Uno que hace luces, música, canta y habla en inglés, y el otro uno de toda la vida (no sé cuál de los dos da más por saco). También hay guitarra con micro, ambos con acompañamiento rollo "organito casio", piano de bebés con los sonidos de los animales y cuatro canciones repetitivas... ¿Sigo?
    Estoy pensando que tengo opciones: o me monto una tienda de música o los hacemos trotamúsicos a los retoños y a vivir del cuento :-P
    Me he reído mucho leyéndote porque me he imaginado tal cual cada escenita!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que más o menos tenemos lo mismo. Bueno, nos falta el tambor con luces, aunque para compensar, una de las dos panderetas sí que tiene.
      Pues tal como está la Administración con los papeleos, sale más a cuenta que sean trotamúsicos, y si pasan antes por gran hermano, mucho mejor.
      Bsos

      Eliminar
  26. Los hijos de los vecinos son más mayorcitos, no?
    No sé porqué hay que ponerle musiquita a todo. Desde que sufrí a mis sobrinos, no quiero más juguetes con música de los estrictamente necesarios. Pero me da la impresión de que el xilófono lo será, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hijos de los vecinos son más mayores y un poco anormales...
      Hay algunos de los que difícilmente nos podemos librar. Además, siempre está el típico familiar al que le hace gracia regalarlo. Como no está en su casa...

      Salu2

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...