lunes, 10 de diciembre de 2018

17-11-12 Primer pipi Hugo

Ay...

Mirando entradas en borradores, para ir cerrando temas pendientes y poder así seguir con los nuevos (lo que viene siendo: dejen salir antes de entrar). Y como el blog me lo tomo en serio, aunque no lo parezca... pues cerremos episodios y fundido a negro en algunos casos.

Evidentemente el 17 de noviembre de 2012 no fue el primer pipi de Hugo. Que el niño tenía casi 3 años y sino tendría una barriga como los granos de pus de un adolescente pajillero. Bueno, de un adolescente, o de alguno del grupo de whatsapp del gimnasio...

Esto se refería al primer pipi de Hugo sin pañal. Ufff, los pañales, vaya tela, que hasta escribí una entrada y todo. Qué lejos queda eso con ellos, ahora. 
Pues eso. Ya ni me acuerdo prácticamente.
Sábado.
Un 17 de noviembre de 1502 en El Cairo hay un terremoto. Coño... y en Mollet también lo hubo!!
El 17 de noviembre de 1659 España y Francia firman la paz en Los PiriMeos. 
El 17 de noviembre de 1936, en la provincia de Davao del Sur (Filipinas) se crea el municipio de Malita. Mira, malito me ponía yo cuando preguntaban por qué un niño de casi 3 años AÚN seguía llevando pañal. Porque sí, la gente lo preguntaba. Gente de cerca y gente de fuera. Evidentemente las respuestas eran diferentes para unos y para otros. También dependía de quién contestaba, si la madre de la criatura, o el borde del padre.
El 17 de noviembre de 1977, Francisco Umbral consigue el Premio Nacional de las Letras. Francisco Umbral, más conocido por su frase "He venido aquí a hablar de mi libro". Lo que hacen la tele y el salseo...
El 17 de noviembre de 2006 sale a la venta en Estados Unidos la PS 3. 🎮

Como se ve, nada destacable hasta que llegó ese momento en la vida de mi hijo, y por ende, la mía.
Que luego la desaparición completa del pañal tardó unos meses más... pues sí. Pero al menos la semillita ya estaba plantada. Y no me hace falta acordarme para saber que ese paso fue a su ritmo, sin forzarlo, presionarlo ni humillarlo. Y no me hace falta acordarme de eso para saberlo, porque eso fue algo importante para él, tenía que hacerlo él, y no afectaba a la vida de nadie, exclusivamente a la suya.

Habría que hacer más pipis y menos cagadas.






martes, 13 de noviembre de 2018

Catálogos everywhere

Desde finales de septiembre con polvorones ya en Mercadona, Consum, Lidl, etc. Bueno, y desde finales de septiembre ya en mi barriga, por supuesto. Luego llegan las fiestas y estoy tan saturado, que prefiero comer brócoli y pollo. Y neulas...

Se dice que la Navidad la marca El Corte Inglés. Ahora son los chinos. El 2 de noviembre, quitan las flores de Todos los Santos, y empezamos con los adornos. 2 de noviembre!! Si voy en manga corta. Y porque no uso tirantes, que soy muy pudoroso.

Y ahí vamos, a estas fechas y ya con varios catálogos de juguetes. En concreto, Carrefour, Drim y Aldi. Y los que están por llegar... Llevar todos los catálogos me convalida una semana de gimnasio. Además, que luego se quedan en casa hasta mediados de enero. Y ojito con tirar alguno, que saben que falta. No sé cómo, pero lo saben. Igual que yo sé quién se ha comido el último gofre de chocolate.

Catálogos... qué agonía. No sé cuantas versiones de la carta a los Reyes Magos se hacen en esta casa. Uuuff, ni el Tribunal Supremo con la sentencia ésta de los gastos hipotecarios la lía tanto como los monstruitos con sus cartas.

Además, cada año hay menos cosas. Me explico. Hay las mismas, pero ellos ya casi no quieren nada de lo que sale ahí. Sólo les sirven las últimas hojas, donde están los juegos de mesa y los juegos electrónicos. Todo lo demás... paja.
Este año parece que quieren drones, alguna consola, juegos y poco más. Bueno, un peluche cada uno de su tamaño. Lo que no han querido de pequeños, ahora lo quieren de mayores. Ejem...
Y chocolate y chuches. Eso es buena señal. Está claro que son hijos míos, no me hace falta prueba de paternidad.

Nintendo Switch o Tablet? He ahí la cuestión... la Nintendo tira mucho (a mi también, por supuesto), pero la Tablet sale más barata y pueden hacer más cosas. Y las dos cosas... los niños saben que los Reyes Magos, aunque son Magos, tienen que repartir a todos, y no pueden abusar porque sino otros se quedan sin nada. Si quieren algo "extra", cogen la hucha, y al lío. Como las cartas de Pokemon!





sábado, 3 de noviembre de 2018

Cambio. De colegio

Pues sí, este año los niños cambiaron de colegio. Este año... este curso escolar, vaya. Uno empezando primero, y otro empezando tercero.
¿Motivos? Varios, la verdad.
Al final, cuando haces un cambio de estas características y a estas alturas, hay siempre más de una razón.

Cambio. Una palabra corta, simple y puede que una de las que más miedo, vértigo e inquietud provoca en los adultos.
Porque los cambios no son fáciles, te obligan a pensar, a reflexionar, a echar la vista atrás y a intentar adivinar el futuro. Esto es imposible.
Salir de tu vida, tu zona de confort que está tan de moda ahora, no es sencillo. Demasiados compromisos, demasiados pensamientos, demasiados demasiados.
Puede que hagas un cambio y no salga bien. Mentira. Siempre saldrá bien. Habrás averiguado algo más sobre ti. Y tú eres la persona más importante en tu vida. Si tú no eres FELIZ, olvida todo lo demás.
La felicidad habrá quien la encuentre en el dinero, otros en el poder, otros en la comida. Pero hay que mirarse al espejo, en esa sonrisa tonta. Ahí está la felicidad.
Cambio. Qué difícil y a veces tan necesario aunque no nos demos, o no queramos darnos cuenta.

Había miedo al cambio. A lo desconocido. Aunque sabes que en el anterior colegio no estaban bien, sobre todo el mayor, el que más se parece a ti, tanto físicamente como de carácter, vas haciendo, vas dejando pasar los días. Porque sí. Porque es lo que toca, te han enseñado desde pequeño a hacer eso, a no levantar la voz, a no quejarte, a no perseguir tus sueños. Y a veces los sueños se hacen realidad. Y si no es así, lo has intentado. Que es más de lo que hace el 90% de las personas.
Piensas, que bueno, mientras vayan llegando y los vayas viendo más o menos bien, es suficiente, aunque los miras y sabes, porque lo sabes, que no están bien ahí. Es una intuición, una sensación rara, pero lo notas.





No hay motivos suficientes para continuar. No tienen AMIGOS. Tampoco tú como adulto te relacionas con la gente de su entorno. Bien sea porque lo has intentado y no se ha dado, bien sea porque no te nace, o bien porque nadie se te acerca. Realmente no tienes nada en contra. No puedes tenerlo porque no los conoces. Así que mal no te caen. Bien tampoco. No te caen.

Te preguntas qué ejemplo les estás dando. Si no estás siendo un egoísta, haciéndolo más por ellos que por ti. Si eso repercutirá en sus decisiones futuras. Lo piensas. Mucho. Tardas mucho tiempo en aceptarlo. Porque sientes que has fracasado. Esa elección que tomaste hace unos años durante la jornada de puertas abiertas, los días anteriores y posteriores.
Tienes miedo a que te lo reprochen. A fallar(les) de nuevo. Pero... ¿qué ejemplo les estás dando si no te arriesgas a algo que puede ser mejor para ellos? ¿A que acepten las cosas cómo son, porque sí? Puede salir mal, sí. ¿Y si sale bien? No te quedes con la duda. Ellos se adaptan. Son más fuertes de los que nos pensamos.
Y te lo demuestran día a día. Yendo al nuevo colegio. Contentos. Con más deberes sí. Logísticamente mucho más complicado, sí. Con agobios por no llegar a todo, sí.
Con amigos, sonriendo al salir, con ganas de volver al día siguiente. Saludando a los niños de sus clases en la calle. Acciones normales, pero que no recordabas.

Y te quitas un peso de encima. Y tu humor cambia también, vuelves a ser tú, aquella persona que estaba dentro de ti pero tenías olvidada y/o aparcada por lo vivido durante los últimos años, por el miedo a ese cambio.
Y te dices que ahora es el momento adecuado. Quizás 4 años antes no hubiera sido igual. AHORA es el momento. Costará gestionarlo, seguro. Pero. Lo merecen. Todo(s).

Así que... be change, my friend. Forma parte de él.


viernes, 2 de noviembre de 2018

Vuelta ¿para quedarse? 2018

Pues no habrán pasado cosas ni nada desde que no aparezco por aquí...

Imagino que muchos blogs seguirán, otros habrán desaparecido o evolucionado hacia Instagram o Youtube... Vamos, que habrán seguido la moda de las redes sociales por una muestra de pañales. Lo que se hace por una caquita. Se habrán creado otros nuevos... Con ilusión, con ganas, emocionados por pertenecer a una comunidad... pero ojo, no saques mucho la cabeza, porque te va a pasar como en este juego, supongo que todos sabemos el funcionamiento, te viene el tonto de turno con un mazo y Zas!



Aquí los monstruitos se han ido haciendo grandes. 8 y 6 años respectivamente. El preadolescente y el inconsciente. Nada nuevo respecto a su carácter desde que nacieron. En este caso, está claro que el carácter viene de serie. Luego cambiará por circunstancias de la vida, pero la esencia la llevan ahí más adentro que la manía de los que hacen la programación de la tele por repetir en bucle todos los capítulos de los dibujitos y exprimirlos hasta que les pilles manía. Algunos sólo con verlos 1 minuto es suficiente.

Por cierto... dejo esta joyita.

Hay bastantes cosas por explicar. Cambios de cole, conciliación entre padre-persona-hombre, momentos buenos, otros no tanto, otros mejores, cumpleaños infantiles, series, química, etc. 
Pero yo creo que por hoy es más que suficiente. Un viernes de puente para la mayoría de la gente. Claro, yo siempre tan oportuno y tan pendiente de cuando es el mejor momento para publicar alguna cosa.
En la línea del padre de los monstruitos.



lunes, 27 de abril de 2015

Las cosas claras y el chocolate espeso

Hay veces en las que los niños, por su inocencia, su falta de maldad y de ver las cosas de una forma muy simple, hacen que los adultos nos preocupemos de lo que han dicho, sobre todo si hay alguien delante, por si se van a ofender. Pero realmente es culpa nuestra, o más bien culpa del ambiente en que nos movemos.

Por ejemplo, Hugo, que es el que habla con coherencia (por decir algo), tiene un amigo café con leche. Es decir, madre española blanca nuclear, padre africano negro noche. Y tan negro noche que cuando lo ves de lejos, como no le da ninguna sombra, muchas veces yo no sé quién es hasta que está muy muy cerca, y eso que lo veo prácticamente cada día.
A lo que iba. En unos carnavales:

Hugo - M, de qué te vas a disfrazar?
M - De Spiderman
Hugo - No, no puede ser
M - Por qué?
Hugo - Porque Spiderman no es negro. Tú te tienes que disfrazar de caca o de rey mago

Toma ya, menuda conversación... Lo llega a escuchar algún zumbado y al niño nos lo envían al psicólogo y a nosotros nos retiran la custodia. Pero él lo dijo con toda la normalidad del mundo.
Es más, en otra conversación con el mismo niño:

M - Yo no quiero ser negro!
Hugo - Por qué?
M - Porque no se me ven los tatuajes!

Los de la bolsa de cheetos, por supuesto.

Otro ejemplo es un tuit que colgué hace unos días:
Porque a ver, en casa se habla de todo, y no sólo se ve el Boing o el Clan. Hay que hablar las cosas con naturalidad. Usamos tantos eufemismos y hablamos dando vueltas a las cosas que los niños no se enteran.

Hugo hace un tiempo tenía curiosidad, imagino, por saber de dónde venían los niños. Se lo preguntó a su madre, y bueno, la respuesta exacta no la recuerdo, pero vino a ser: cuando una mamá y un papá se quieren mucho, ponen una semillita y con un poco de suerte, al cabo de un tiempo la barriga de mamá se hace grande hasta que sale el niño.
Bien, una respuesta que creo que muchos habrían dado. Pero claro, yo soy bastante más simple (y bruto). También me preguntó a mi y mi respuesta fue: Hugo, no hace falta que sean un papá ni una mamá, no hace falta que se quieran mucho, hay que introducir el pene en la vagina, se mueven y con suerte, o mala suerte, al cabo de unos meses sí puede nacer un niño.
Respuesta: ah!

No digo que las cosas haya que hacerlas como lo hago yo. Ni mucho menos. Tú las haces como tú veas, el otro las hace como el otro vea y así. Pero bueno, que tampoco hay que tratarlos como tontos, que no lo son, de verdad. Lo somos más nosotros pensando eso, que ellos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...